Las cataratas del Iguazú, en Argentina


Una de las cataratas que nombrábamos en nuestra lista “las 20 cascadas más impresionantes del mundo” eran las cataratas del Iguazú, situadas en el Parque Nacional Iguazú en Argentina.

Iguazu, first sight

Las cataratas del Iguazú están compuestas por 275 saltos de hasta 70 metros de altura, formando entre todos una media luna, ofreciéndonos, sin duda, un espectáculo para la vista.

Iguazu Falls Devil's Throat

Pero la maravilla de este paraje turístico no está simplemente en las cataratas, sino que, gracias a la humedad y las altas temperaturas, es un lugar excelente en el cual podemos encontrarnos con más de 400 especies de aves y con casi 2.000 especies distintas de vegetales, siendo el Parque Iguazú un sitio en el que se reúnen una gran cantidad de especies de animales y plantas que son desconocidas por muchos.

Iguazu Falls, Parana / BR, Misiones / AR, 2010

Las cataratas se pueden disfrutar desde distintos lugares: algunas personas optan por el barco, que va recorriendo la zona cerca de las cataratas para poder verlas lo más cerca posible, mientras que otras optan por las sendas que son de fácil acceso.

Iguazú Falls

Existen muchos caminos construidos en las cataratas del Iguazú por los cuales podemos acercarnos para ver de cerca los distintos saltos. Podemos verlos desde distintas alturas, pero si vamos arriba del todo nos encontramos con una de los mejores lugares para apreciar las cataratas: la Garganta del Diablo.

Iguazu  Falls -  Argentina side, Devil's Throat

En éste lugar nos encontramos con un mirador situado a 80 metros de altura, sobre uno de los saltos más espectaculares que nos podemos encontrar en las cataratas.

Devil's Throat Walkway

Además es un excelente sitio para las vistas, ya que no solo disfrutaremos de ver todos los saltos, sino que también podemos apreciar todos los arcoíris que se forman, creando un excelente paisaje para nuestra vista. Eso sí, hay que ir bien preparados con impermeables ya que no se suele salir seco de aquí.

Vistas desde la “Garganta del Diablo”