El Cementerio de los Monumentos Caídos


Cuando la Unión Soviética cayó en 1991, también lo hicieron miles de estatuas a la vez. Multitudes de personas se reunieron con martillos y grúas y derribaron las estatuas de Stalin, Lenin y otros ex líderes soviéticos con gran entusiasmo. En realidad, nadie sabe qué pasó después con esas estatuas. Probablemente, las más dañadas, se descompusieron y se reciclaron. Y aquellas que sufrieron daños mínimos, se llevaron a museos para su preservación.

En Moscú, un gran número de ellas se arrastraron por las calles para posteriormente arrojarlas en la orilla sur del Río Moscova, en el centro de la ciudad, donde formaron un parque de esculturas llamado “Parque de las Estatuas de la Casa Central de Artistas”. En algún momento, adquirió el apodo de “Parque de los Héroes Caídos”, o simplemente “Fallen Memorial Park.”

El parque fue creado en 1.992 y muestra la historia de más de 700 esculturas. Se divide en secciones temáticas, como el Jardín Oriental, Plaza Pushkin, o una sección de la Segunda Guerra Mundial, aunque la sección más conocida es la de los monumentos caídos. Los monumentos caídos era la atracción original del parque, pero ya que esta fue ganando en popularidad, las esculturas se convirtieron en una minoría menos obvia.


Ciduadanos pisan la cabeza de la estatua de Félix Dzerzhinsky, fundador y director de la organización de policía secreta KGB, después de que fuera derrocado frente a la sede de la KGB en Moscú el 23 de agosto de 1.991. Crédito de la foto: Alexander Zemlianichenko / AP


La estatua de Félix Dzerzhinsky se encuentra en el Parque Muzeon en Moscú, después de que fuera derribada desde el edificio de la KGB en la plaza Lubianka de Moscú en 1.991. Crédito de la foto: foto-history.livejournal.com


Armenios se reúnen en torno a la estatua de Lenin tras su derrumbamiento. Crédito de la foto: armenianweekly.com





Autor