Las iglesias en ruinas de Ani


En una meseta en las montañas remotas del noreste de Turquía, a 45 kilómetros de la ciudad fronteriza turca de Kars, se encuentran las ruinas de algunas iglesias, capillas y mausoleos. Esta zona fue una gloriosa ciudad amurallada llamada Ani, perteneciente a la dinastía Kamsarakan armenia, que estableció su base aquí en el siglo quinto después de Cristo. A medida que la ciudad creció en tamaño, poder y riqueza, se convirtió en un importante centro de comercio, y por el siglo XI, la ciudad contaba con más de 100.000 ciudadanos. Durante su apogeo, era conocida como “la ciudad de las cuarenta puertas” y algunas veces, como “la ciudad de las mil y una iglesias.”

La edad de oro de Ani de la riqueza, la paz y la prosperidad, llegó a su fin con la muerte del gobernante de Armenia, Gagik I, después de lo cual la ciudad dio paso a una serie de invasores que comenzaron con los bizantinos, seguidos de una matanza despiadada por parte de los turcos, kurdos, georgianos, y luego mongoles, quienes acabaron devastando la ciudad en 1.236. Aunque Ani continuó existiendo durante otros seis siglos más, fue poco más que una pequeña ciudad. En el momento en el que los europeos descubrieron Ani, yacía abandonada durante casi un siglo, con sus grandes edificios convertidos en montones de peidras. Los monumentos más visibles hoy en día de Ani son las decenas de iglesias que aun quedan en pie, eso sí, en muy mal estado:


Iglesia del Redentor, finalizada el año 1035. Se mantuvo intacta hasta 1.955, cuando una tormenta derrumbó la mitad de la estructura.


Iglesia de San Gregorio de Tigran Honents


Catedral de Ani, construida en el año 989


Iglesia del Redentor


Catedral de Ani


Techo de una de las iglesias en Ani


Monasterio de las Vírgenes Hripsimian, a orillas del río Akhurian


Murallas de Ani





Quiza tambien le interese

0 Comments

Todavia sin comentarios!

Puede ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario