La Giralda de Sevilla, un monumento del mundo islámico


La Giralda (llamada así por el Giraldillo o veleta que se encuentra en su cumbre) fue el alminar de la mezquita que posteriormente se reemplazó por la catedral de Sevilla.

Su proceso de construcción comenzó en el año 1.184 y la torre fue la culminación de la arquitectura almohade. Es considerado como el más fino de los tres grandes minaretes almohades: los otros dos se encuentran en las ciudades marroquíes de Rabat y Marrakech.

La Giralda Sevilla

Rematado con cuatro esferas de cobre que se podían ver a kilómetros de distancia, esta torre se utilizaba tanto para llamar a los fieles a la oración como de observatorio de la ciudad.

Sevilla - Torre del Oro i Giralda
La Torre del Oro con la Giralda al fondo

La Giralda fue tan venerada por los musulmanes, que estos propusieron destruirla antes de que llegase a caer en manos de los cristianos en la conquista de la ciudad en 1.248. Esta destrucción fue impedida por el rey Alfonso X, quien declaró que por cada piedra que se quitase de la Giralda, cortaría una cabeza. Así pues, la Giralda se conservó, convirtiéndose en el campanario de la catedral cristiana (comenzando en 1.402).

La Giralda, Sevilla (E)
Catedral de Sevilla

Se hicieron varias adiciones a la Giralda en la época del Renacimiento. Después de un terremoto en 1.356 se destruyeron las esfera de cobre originales de la torre. Durante la época cristiana se añadieron otros cuatro niveles en la parte superior de la espadaña (1.560-1.568), y fue coronada por una escultura de bronce italiano de la “fe”. También se añadieron balcones.

SEVILLA
Tercio superior de la Giralda construído edurante la época cristiana

La simple belleza de la Giralda se deriva de las sombras formadas por bloques de enrejado de ladrillo, diferentes a cada lado, y una sucesión de nichos abovedados y ventanas. A pesar de las adiciones del Renacimiento, la Giralda sigue siendo uno de los monumentos más bellos del mundo islámico.

Catedral de Sevilla

La construcción interior de la torre es casi tan impresionante como su exterior. No hay escaleras. En su lugar, hay una serie de 35 rampas suavemente inclinadas que son lo suficientemente amplias para permitir el paso de dos guardias a caballo.

interior giralda
Rampa de subida en el interior de la Giralda

La larga subida está ricamente recompensada con atisbos de contrafuertes de la catedral y gárgolas en el camino que conduce a una de las mejores vistas de la ciudad de Sevilla.

Mapa de la Giralda de Sevilla






Autor

Quiza tambien le interese

0 Comments

Todavia sin comentarios!

Puede ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario