La Gran Muralla de Kumbhalgarh


Ubicada a 84 kilómetros al norte de Udaipur, en el estado de Rajastán, en el oeste de la India, Kumbhalgarh es la segunda ciudadela más importante después de la de Chittorgarh, en la región de Mewar. Acunada y rodeada por 13 picos de elevadas montañas, la fortificación fue construida durante el siglo XV por Maharana Kumbha, y es una de las 32 fortalezas levantadas por el gobernante Rajput en el reino de Mewar. La fortaleza es encuentra rodeada por un muro perimental de unos asombrosos 36 kilómetros de longitud, variando en anchura desde los 4,5 a los 7,5 metros. Si bien hay muchas murallas construidas por los gobernantes para proteger sus reinos, la construcción de una gran frontera protectora como esta fue algo inaudito. No es de extrañar que las murallas de Kumbhalgarh tardaran casi un siglo en ser levantadas, haciendo así una fortaleza prácticamente inexpugnable. Hay quienes afirman que esta es la segunda muralla más larga del mundo, siendo superada únicamente por la Gran Muralla China. Muchos la llaman cariñosamente “La Gran Muralla de la India”.

La inexpugnable fortaleza se jacta de 7 gigantescas puertas y murallas reforzadas por bastiones redondeados e inmensas torres de vigilancia. Dentro de los muros de protección, se encuentran más de 360 templos jainistas e hindúes, además de un magnífico palacio llamado “Badal Mahal”, o “el Palacio de la Nube”. Desde lo alto del palacio, es posible ver las dunas del desierto de Thar.

La leyenda cuenta que cuando la fortaleza estaba siendo construida, Maharana Kumbha encontró numerosas dificultades para su finalización y buscó ayuda. Un consejero espiritual que fue consultado, decretó que para llegar a un buen resultado con el proyecto, se llevaría acabo un sacrificio humano. De acuerdo con el consejero espiritual, se construyó un templo en el que se depositaría una cabeza decapitada de un voluntario desconocido. El santuario de este voluntario desconocido todavía se puede encontrar cerca de la puerta principal.

Durante las malas épocas y momentos de peligro, la fortaleza proporcionó refugio para los gobernantes de Mewar. Un ejemplo notable fue el caso del príncipe Udai, el niño rey de Mewar, quien residió clandestinamente en la fortaleza en 1.535, cuando Chittaur estaba sitiada. El gran guerrero Maharana Pratap también nación dentro de la fortaleza, en Badal Mahal.

La fortaleza se mantuvo inexpugnable durante toda la historia, a excepción de una ocasión, cuando un traidor envenenó el suministro de agua interno de la fortaleza y permitió el acceso del emperador mongol Akbar, además de las fuerzas de Delhi, Amer, Gujarat y Marwar.





Autor

Quiza tambien le interese

0 Comments

Todavia sin comentarios!

Puede ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario