Laerdal, el túnel más largo del mundo en Noruega


En Noruega, es prácticamente imposible conducir de un lado a otro sin tener que hacer una travesía por montaña o tener que utilizar un ferry para atravesar un fiordo. Noruega es un país hermoso, pero su intrincada geografía repleta de laberintos de fiordos, glaciares y montañas, significa que muchas comunidad noruegas permanecen aisladas entre sí durante los largos meses de invierno. Pueden haber personas viviendo a un kilómetro la una de la otra, que como haya un fiordo o montaña entre medias, es un mundo aparte. Hay que decir que este caso extremo, fue antes de que en Noruega se comenzara a construir una extensa red de túneles. Si una montaña se encontraba en el camino, se perforaba a través de ella. Y si en un fiordo de tardaría mucho en construir un puente, se haría también un túnelq ue pasara por debajo de él. Los túneles en Noruega son la mejor alternativa para ir de un lado a otro, mejor que tener que recorrer una larga ruta de montaña o hacer transbordos con ferrys.

En el país hay más de 900 túneles de carretera, con un longitud total superior a los 750 kilómetros, y al menos cuentan con 33 túneles submarinos.

El más largo de todos los túneles de Noruega es conocido como Lærdal. Este túnel tiene una longitud total de 24,51 kilómetros, situándose como el más largo del mundo (de carretera), y conectando las localidades de Lærdal y Aurland y sirviendo de vínculo entre Oslo y Bergen.

Si tomamos en cuenta la longitud de todos los túneles, el más largo sería el de San Gotardo en Suiza, con 57 kilómetros, pero únicamente es utilizado por trenes.

La decisión de construir el túnel de Lærdalse llevó a cabo en el año 1.992, cuando el gobierno se dio cuenta que era necesario una conexión entre Oslo y Bergen libre de nieve y peligrosas carreteras. El túnel, es uno de los muchos que se encuentran a lo largo de la Ruta E16 Europea, permitiendo el flujo desinhibido de tráfico a la vez que se preserva el medio ambiente alpino dela región.

Uno de los retos a los que se enfrentaron los ingenieros, era cómo mantener alerta a los conductores durante los monótonos 20 minutos que dura el trayecto, ya que sería muy fácil que perdieran la concentración y les llevara a un accidente. Para romper la monotonía de ligeras curvas ocasionales, se incluyeron en algunos tramos (cada 6 kilómetros) una serie de particulares cavernas. Estas cuevas o cavernas tenían el propósito de romper la rutina, proporcionando refrescantes vistas y permitiendo a los conductores tomar un breve descanso. Las cavernas también se utilizarían como áreas de descanso para ayudar a las personas claustrofóbicas, contando con ascensores que salieran directamente a la superficie y puestos de socorro.

Se prestó especial atención a la iluminación. Mientras que la luz blanca se utilizaba en el propio túnel en sí, las cuevas estaban equipadas con luces azules y amarillas que le daba a los conductores la sensación de conducir a la luz del día cada 6 kilómetros, además de una luz dorada a ras de suelo que daba la sensación de salida del sol.

Otra preocupación fue la ventilación. Se introdujeron grandes ventiladores que expulsarían el aire contaminado a través de un conducto de 18 kilómetros situado en el extremo de Aurland. El túnel de Lærdal es el primer túnel del mundo en ser equipado con una planta propia de tratamiento de aire, eliminando tanto el polvo como el dióxido de nitrógeno.





Quiza tambien le interese

1 Comment

  1. Germán agudelo
    Junio 28, 03:27 Reply
    Y en Colombia hay q vender los activos del estado para hacer una carreteritaq que espectáculo conocer este maravilloso pais

Dejar un comentario