Las escombreras más grandes de Europa en Loos-en-Gohelle


En la comuna de Loos-en-Gohelle, un antiguo pueblo minero en la región de Nord-Pas-de-Calais de Francia, hay una serie de cinco colinas cónicas, de las cuales dos de ellas alcanzan los 146 metros de altura. Estas son escombreras, residuos de 130 años de minería en la rica veta de carbón de Loos-en-Gohelle. Los picos gemelos, conocidos localmente como “Terrils” y comúnmente apodados como “11-19” – cifras que se refieren al número de pozos de tenían las minas – son las escombreras más altas de Europa, y es posible verlas desde kilómetros de distancia.

Los Terrils son familiares para cualquiera que haya viajado por la autopista o en tren Eurostar entre Londres y Calais o Bruselas. Estas pirámides negras gigantes salpican todo el paisaje. Hay más de 350 Terrils en la región Nord-Pas-de-Calais, pero nadie está seguro del número exacto, ya que algunas han sido destruidas, y otras poco a poco han sido tomadas por los árboles y la vegetación, siendo difíciles de detectar. La mayoría son pequeñas y de forma irregular, pero la pareja de Loos-en-Gohelle son excepcionales. También son de los últimos pozos en funcionamiento que han existido, antes de que la industria del carbón se fuera a la quiebra en 1986.

Las escombreras, una vez despreciadas, son ahora un orgulloso símbolo de la herencia minera.

“Los Terrils representan todo el trabajo y las dificultades de nuestros antepasados”, dijo Patrick Offe, una guía de la asociación “La Chaîne des Terrils” de Loos-en-Gohelle, a la BBC.”

La naturaleza está transformando lentamente estos montones estériles de suelo en terrenos fértiles. El 11-19 es ahora el hogar de más de 200 especies de plantas, 82 especies de aves, dos especies de anfibios y reptiles, doce de mamíferos, nueve de libélulas y 53 de mariposas.

Algunos de los Terrils, incluyendo el 11-19, se encuentran ahora en la lista del patrimonio mundial de la UNESCO.





Autor