Las espadas en la roca de Noruega


En una pequeña colina en el borde de Hafrsfjord, a unos 6 kilómetros del centro de la ciudad de Stavanger, en Noruega, se encuentran tres espadas enormes de bronce como un monumento a la batalla de Hafrsfjord, la cual tuvo lugar hace más de 1.100 años.

La batalla de Hafrsfjord es ampliamente considerada como el evento culminante que condujo a la unificación de los muchos pequeños reinos que componían Noruega, por primera vez bajo un solo monarca. A pesar de que numerosos sucesos contribuyeron al proceso de unificación, que había durado varios siglos, la batalla de Hafrsfjord ocupa un lugar destacado en el imaginario popular de Noruega. En aquella batalla decisiva, el rey Harald, quien controló gran parte del sureste de Noruega, aplastó a las fuerzas de la oposición para llevar a todo el país bajo su gobierno.

El monumento de Hafrsfjord, llamado Sverd i Fjell o “Espadas en la Montaña”, fue diseñado por Fritz Røed y se dio a conocer por el rey Olav en 1.983. Las tres espadas, cada una con 10 metros de altura, se encuentran plantadas en la roca de una pequeña colina junto al fiordo de mismo nombre. La espada que se encuentra más alta, representa al victorioso Harald, mientras que las dos espadas restantes, representan a los reyes derrotados. El monumento también representa la paz, ya que las espadas se plantan en la roca sólida, de la que nunca podrán ser movidas.





Quiza tambien le interese

0 Comments

Todavia sin comentarios!

Puede ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario