Los fantasmas de la Iglesia de San Jorge, en Lekova


Durante casi 50 años, la Iglesia de San Jorge, en la localidad de Lukova, en República Checa, yacía abandonada. La última congregación celebrada en esta iglesia del siglo XIV fue en 1.968, cuando se organizó un servicio funerario, al mismo tiempo que, desgraciadamente, comenzó a derrumbarse parte del techo y todo el mundo huía corriendo al exterior. Los lugareños, aterrorizados, lo tomaron como un mal augurio y nunca más volvieron dentro de la iglesia. El templo quedó a merced de los comunistas, quienes saquearon todo lo que en el interior tenía valor, como pinturas, estatuas e incluso la campana y la torre del reloj. El órgano de la iglesia fue dañado durante estos saqueos.

Ya en 2.014, un profesor del Departamento de Diseño y Bellas Artes de la Universidad de Bohemia Occidental pidió a sus estudiantes de tercer año encontrar una iglesia en ruinas para un trabajo a gran escala. Cada estudiante tenía que encontrar por sí mismo su propia iglesia.

Algunos estudiantes encontraron iglesias que únicamente contaban con la base o algunas paredes, pero Jakub Hadrava, uno de esos alumnos, sabía exactamente dónde encontrar una iglesia abandonada, pero casi intacta, perfecta para el trabajo de la universidad.

Mein Haus soll ein Bethaus sein...

Jakub Hadrava se puso en contacto con un residente local llamado Petr Koukl, responsable de la abandonada iglesia, y empezó a interesarse por reparar el templo. Aunque en no muy buen estado, la iglesia de San Jorge no estaba mal del todo. Su techo fue dañado, pero el interior todavía era funcional, y eso es todo lo que Hadrava necesitaba para su obra.

Damned for Eternity...

Hadrava construyó más de una docena de figuras fantasmales de tamaño natural vestidas con túnicas para posteriormente sentarlas en las bancas de la iglesia.

Desperate prayers.

La fantasmal instalación de Hadrava atrajo una enorme cantidad de atención, lo que se tradujo en una cantidad importante de visitantes de todas partes del mundo. Petr Koukl dice que recibió turistas de Alemania, Inglaterra, Australia, Brasil o Rusia, entre otros. Con el tiempo, diferentes artistas han realizado proyectos similares con otras tantas iglesias abandonadas. Ahora, y gracias a Hadrava, Petr Koukl ha conseguido suficientes fondos para instalar un nuevo techo. Se espera que la iglesia pronto sea restaurada a cómo lucía antiguamente en su pleno auge.

Ghosts

church-of-the-nine-ghosts-lukova-3-1024x683

Lukova Church - 17