Monte Bromo, el volcán hambriento


Monte Bromo, en Java Oriental, Indonesia, es el más joven de varios volcanes en el macizo Tengger, y es uno de los volcanes más activos de Java. Cuando entra en erupción, emite un humo espeso, blanco y sulfuroso. Cuando está activo, las visitas a Monte Bromo están generalmente desaconsejadas, de lo contrario, cuando no es así, el pico de 2.300 metros es un popular destino turístico, famoso por su pintoresca ubicación y magníficas vistas del amanecer.

Monte Bromo se encuentra en medio de una amplia extensión de llanura de arena llamada el “mar de la arena”. Este terreno estéril también es hogar de alrededor de 90.000 personas Tengger, una minoría étnica hindú en el archipiélago de Indonesia, predominantemente musulmana. Cada año, con independencia de que la montaña esté arrojando humo y fuego, cientos de Tenggerese de los pueblos cercanos viajan hasta la montaña con el fin de hacer ofrendas de comida, tirándola hacia la caldera del volcán.

Aparte de fruta, arroz y vegetales, distintos animales de granja como cabras, pollos y vacas también se arrojan al volcán. Estos hechos se realizan como parte de un festival llamado Yadnya Kasada, que dura alrededor de un mes.

El festival Yadnya Kasada está organizado por Pura Luhur Poten, un templo hindú que se encuentra en el “mar de la arena”. En el día 14 del festival, los Tenggerese se congregan en Pura Luhur Poten para pedir bendiciones a Ida Sang Hyang Widi Wasa y al Dios de Mahameru. Entonces, la multitud avanza a lo largo de los bordes del cráter del monte Bromo y lanzan sus ofrendas al cráter. A pesar del peligro, algunos tratan de trepar hacia el cráter para recuperar los bienes sacrificados, que se cree que traen buena suerte. Otros, tratan de recuperar sus comidas y animales usando redes.

Las personas Tenggerese se dice que son descendientes del poderoso reino de Majapahit, que gobernó Indonesia y la mayor parte del sudeste de Asia desde el siglo XIII hasta aproximadamente el año 1500, cuando cayó en manos de los invasores islámicos. Con la caída del imperio Majapahit, muchos huyeron y se refugiaron en las montañas Tengger. Entre los fugados, se encontraba la hija del rey Brawijaya del reino Majapahit y su marido Brahmán.

La pareja real no tenía hijos. En su desesperación por tenerlos, subieron a la cima del Monte Bromo a pedir clemencia al dios de la montaña, que les prometió muchos niños con la condición de que el niño más pequeño debía ser sacrificado en el cráter del volcán. La pareja engendró hasta veinticinco hijos, siendo el último con el que tendrían que cumplir la promesa. De acuerdo con algunas versiones de la historia, la pareja se negó a ofrecer sacrificios, causando demoledoras erupciones en Monte Bromo, las cuales terminaron devorando a los niños. En otras versiones, la pareja sacrificó a su hijo.

La tradición de Yadnya Kasada se dice que proceden de esta leyenda.





Autor

Quiza tambien le interese

0 Comments

Todavia sin comentarios!

Puede ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario