Monumento de los Estados en Kissimmee


En 1.941, después del ataque sorpresa japonés a Pearl Harbor, un médico retirado y presidente de un club de turismo local, llamado Charles W. Bressler-Pettis, desarrolló una idea para erigir un monumento único en Kissimmee, Florida, con el que esperaba inspirar a la solidaridad americana en respuesta al ataque. Escribió a los gobernadores de cada estado y les pidió que le enviaran rocas locales.

Muy pronto, rocas de todas las formas, tamaños y tipos, comenzaron a llegar. Había granito nativo, cuarzo, fósiles y pedazos de antiguos edificios. Estos fueron recogidos por los gobiernos locales y organizaciones civiles, así como empresas de la zona y residentes particulares. El presidente Franklin D. Roosevelt también donó una roca de su raíces en Nueva York. Pettis añadió al monumento su propia colección de rocas de sus viajes anteriores por todo Estados Unidos.

Como resultado de los esfuerzos de Pettis, una imponente pirámide escalonada de un peso estimado de 50 toneladas fue erigida en Kissimmee en 1.943. En la parte superior se encuentra un águila americana y una bandera de los Estados Unidos, que descansa sobre una esfera azul.

Monument of States - Kissimmee, FL

Pettis continuó recibiendo donaciones de todo el mundo, incluso con posterioridad a su muerte en 1.954. Los voluntarios añadieron las rocas más nuevas a los pasillos circundantes del monumento.

El Monumento de los Estados siguió siendo una atracción turística muy popular hasta la apertura de Walt Disney World en Orlando en 1.971. En aquel entonces, después de que los visitantes que llegaban a esta atracción a través de carretera cayeran drásticamente, el monumento cayó en el olvido.

En 2.001, una asociación del automóvil y una cadena hotelera dieron al monumento un lavado de cara, con una nueva bandera y una nueva capa de pintura en algunas de las losas. Ya en el año 2.015, el Monumento de los Estados se añadió al registro nacional de lugares históricos.

Monument of States