Monumentos a las mujeres de la guerra


Todas las guerras cambian las vidas de aquellos que participan en ellas, pero ninguna fue tan transformadora y revolucionaria como la Segunda Guerra Mundial, especialmente para las mujeres. Tradicionalmente, los roles de las mujeres estaban confinados a la casa y la granja, pero cuando comenzó la guerra, muchas mujeres vieron como sus responsabilidades aumentaban aún más. Durante la Segunda Guerra Mundial, las mujeres fueron llamadas a ocupar posiciones que estaban tradicionalmente reservadas para los hombres. Hicieron bombas y aviones en las fábricas, condujeron camiones, sirvieron como guardias de ataques aéreos, además de como enfermeras, trabajadoras en las comunicaciones, en la inteligencia, en servicios de emergencia, y realizaron cientos de otras tareas administrativas que proporcionaron un apoyo crucial al esfuerzo de guerra. Nuevas posiciones creadas por los avances científicos y tecnológicos que ni siquiera existían antes de la guerra fueron tomadas por las mujeres.

Women in Military Service for America Memorial

Hacia el final de la guerra, había escasos puestos de trabajo que no pudiera cubrir una mujer. Muchas mujeres valientes ganaron condecoraciones durante la guerra, y algunas, incluso, murieron en servicio a su país.

Desde que terminó la guerra, hace setenta años, cientos de monumentos se han erigido en todo el mundo dedicados a los valientes hombres y mujeres que sirvieron en la guerra, pero únicamente un puñado de ellos conmemoran exclusivamente a las mujeres. Aquí están los monumentos conmemorativos más destacados a las mujeres:

Monumento a las Mujeres de la Segunda Guerra Mundial, Londres


El Monumento a las Mujeres de la Segunda Guerra Mundial, ubicado en Whitehall, Londres, es el primer y único monumento de su tipo en el Reino Unido. Fue erigido en el año 2.005, con sesenta años de retraso, aunque nunca es tarde para rendir homenaje a aquellas mujeres que lo dieron todo por su país.

El monumento de Londres es un gran bloque de bronce de casi 7 metros de alto, 5 de largo, y 2 de ancho. Los lados del bloque están esculpidos con 17 piezas individuales de ropa y uniformes que fueron utilizados ​​por las mujeres durante la guerra, simbolizando los cientos de diferentes trabajos que las mujeres emprendieron.

Women of World War 2

America Memorial


El memorial a las mujeres del servicio militar de América está dedicado no solo a las mujeres de la Segunda Guerra Mundial, sino a todas las mujeres que sirvieron en las fuerzas armadas de Estados Unidos hasta los tiempos actuales.

Women in Military Service for America Memorial HDR

El monumento está situado en el extremo occidental de la Memorial Avenue, en la entrada del Cementerio Nacional de Arlington, en el Condado de Arlington, Virginia. La estructura se conoce como “el Hemiciclo”, en cuyo interior se aloja el monumento, el cual fue construido originalmente en 1.932 para ser una entrada ceremonial al cementerio. Nunca sirvió para este propósito, y después de permanecer inactivo durante más de cincuenta años, el sitio fue elegido para el monumento actual en 1.988.

Women in Military Service for America Memorial

La galería principal del monumento contiene los uniformes que las mujeres de las fuerzas armadas de Estados Unidos utilizaron, además de citas de las más veteranas, así como las fotos y los nombres reales de quienes sirvieron a Estados Unidos en tiempos de guerra. También hay un teatro y un auditorio donde los visitantes pueden ver películas que documentan los roles que las mujeres han desempeñado en las fuerzas armadas del país.

Museo Violette Szabo GC


Violette Szabo desempeñó las funciones de agente de operaciones especiales, y fue una de las cientos de mujeres que sirvieron a su nación durante la Segunda Guerra Mundial. Violette fue enviada a Francia dos veces. La primera vez regresó a salvo, pero la segunda vez que fue capturada y deportada a Alemania, donde finalmente fue ejecutada en el campo de concentración de Ravensbrück.

Violette fue la primera mujer en obtener la Cruz de San Jorge, el premio civil más alto para el valor, generalmente considerado como el equivalente a la Cruz de la Victoria. También fue galardonada con la Cruz de Guerra por los franceses.


El humilde museo de Violette Szabo.

Un museo dedicado a Violette Szabo se encuentra en Herefordshire, en Inglaterra, en una propeidad que perteneció a familiares de la propia Violette. Ella también tiene un busto de bronce en el Albert Embankment del Támesis. Otras placas y monumentos con su nombre se encuentran repartidos por Francia.

Monumentos a mujeres de consuelo


Durante la guerra, el ejército imperial japonés obligó a miles de mujeres a desempeñarse como esclavas sexuales para dar servicio a los soldados. Ellas fueron llamadas muejeres de consuelo, o mujeres de solaz. Las jóvenes mujeres de los países asiáticos ocupados por los japoneses fueron secuestradas de sus hogares. En muchos casos, las mujeres también fueron atraídas con promesas de trabajo en fábricas o restaurantes, y luego forzadas a la esclavitud sexual en burdeles militares en el extranjero. Las niñas fueron violadas. Las que quedaron embarazadas fueron obligadas a tener abortos. Las que no cumplían, fueron ejecutados. Aproximadamente tres cuartas partes de las mujeres de consuelo murieron, y la mayoría de las supervivientes quedaron estériles debido a un trauma sexual y enfermedades de transmisión sexual.


Museo de las mujeres de consuelo en Tokio, Japón.


El monumento a la paz en la embajada japonesa en Seúl. Consta de una estatua de bronce de una joven sentada, descalza, que representa a una niña coreana. La estatua fue colocada allí en 2.011, como parte de una protesta semanal que tiene lugar en Corea todos los miércoles frente a la embajada de Japón en Seúl, por la búsqueda de justicia por parte del gobierno japonés con respecto a la esclavitud sexual a gran escala durante la guerra.


Una réplica del monumento de la paz de Seúl, se encuentra en un parque público en el norte de las afueras de Los Ángeles, en Glendale. Erigida en 2.013, es una estatua sencilla de una muchacha asiática que se sienta en una silla, con una silla vacía a su lado. Al lado de esa silla hay una placa que dice: “Fui una esclava sexual de los militares japoneses”.


Parte del museo de los Derechos Humanos de las mujeres de guerra en Seúl, Corea del Sur.


Memorial a las mujeres de consuelo en Palisades Park, Nueva Jersey, EE.UU.


Memorial a las mujeres de consuelo en Veterans Memorial, Eisenhower Park, Nueva York, EE.UU.


Memorial a las mujeres de consuelo en Fairfax, Virginia, EE.UU.


Memorial a las mujeres de consuelo en Nanjing, China.










Quiza tambien le interese

1 Comment

Dejar un comentario