Los restos del naufragio Marte, un buque de guerra sueco


A unos 18 kilómetros de la costa de la isla sueca de Öland, en el Mar Báltico, y a una profundidad de unos 75 metros, se encuentra uno de los más bellos naufragios del mundo. Bajo una capa de sedimentos, lentas corrientes, salobres aguas y ausencia de cualquier organismo que dañe la madera, se ubican los restos del buque de guerra del siglo XVI “Marte” en un notable estado.

Con el nombre del dios romano de la guerra, Marte fue uno de los mayores buques de guerra en el mundo cuando fue construido, incluso más grande que el famoso barco sueco Vasa. El barco fue encargado por el rey de Suecia, Erico XIV, en 1.563. Con una longitud de 48 metros, y 107 armas de fuego a bordo, fue el principal buque de la flota de Suecia, hasta que fue hundido durante su primer combate naval.

El mismo año en el que se comenzó la construcción de Marte, el Reino de Suecia se vio envuelto en un conflicto con una coalición de fuerzas formada por Dinamarca, Noruega, Polonia y los alemanes de Lübeck que duró siete años. El rey Federico II de Dinamarca no estaba satisfecho con la disolución de la Unión de Kalmar, mientras que el rey Erico XIV de Suecia se determinó a romper la posición dominante de Dinamarca.

El 30 de mayo de 1.564, Marte se embarcó en una batalla naval con una flota danesa-alemana en el extremo norte de Öland. El primer día de la batalla, los suecos salieron victoriosos sobre los daneses, pero en el segundo día, las fuerzas alemanas se vengaron lanzando bolas de fuego al buque Marte e incendiando el barco. Marte, siendo un barco de guerra, llevaba grandes cantidades de pólvora que explotaron instantáneamente causando la destrucción de la nave. Marte se hundió llevándose consigo más de 700 miembros de la tripulación y varios cientos de daneses que habían abordado con éxito el barco en llamas.

the Swedish Warship Mars is Under Attack by a dannish or holy roman imperial ship

Durante años, los cazadores de tesoros y arqueólogos han buscado en los alrededores de Marte sin éxito. Más tarde, ya en el año 2.011, un grupo de buzos redescubrió la nave. A pesar de que la proa del barco fue destruida en la batalla, el resto de la nave se encuentra sorprendentemente intacta después de más de 450 años bajo el agua.


Dibujo de lo que fue el buque sueco de guerra “Marte”.

Marte perteneció a la primera generación de grandes buques de guerra, de tres mástiles en Europa, de los cuales los historiadores navales saben muy poco acerca de cómo se construyó, cómo se componía su tripulación, qué herramientas portaban, equipos y efectos personales que se utilizaban. En la época del año 1.500, también fue el momento en el que se empezaron a desarrollar las pistolas y otras armas utilizando hierro y bronce (un metal muy valioso en aquel momento). Los restos del naufragio de Marte representan la mayor fuente de conocimiento de la tecnología de armas del siglo XVI.

Es un eslabón perdido“, dijo Johan Rönnby, profesor de arqueología marítima de la Universidad de Södertörn en Suecia, quien estudia los restos del naufragio.










Quiza tambien le interese

0 Comments

Todavia sin comentarios!

Puede ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario