18 lugares de interés en La Habana

Las calles coloniales originales de La Habana fueron testigos de tiempos muy diferentes a lo que son hoy en día, lo que se suma a un peculiar encanto. Los edificios pintados de colores brillantes de la capital de Cuba conservan el espíritu de aquellos tiempos, a la vez que los visitantes pueden disfrutar de la riqueza de los edificios históricos.

Sus pintorescas plazas son un lugar encantador para pasar el día observando a los lugareños y escuchando los motivos de la salsa latina. En el pasado, La Habana fue un hervidero de revolución. En la actualidad, los turistas cubanos y del exterior quedan impresionados invariablemente por el increíble arte y la arquitectura de la ciudad. Las pintorescas calles de La Habana se vuelven embriagadoras con el sol, el ron y la salsa.

Colores de La Habana

A continuamos te recomendamos 18 lugares que no debes perderte en un viaje a La Habana, la capital de Cuba:

1.- Museo del Ron Havana Club


Museo del ron Havana Club, los rones

El museo del Ron Havana Club, famoso en todo el mundo, te mostrará el proceso de destilación de la bebida. Incluso puedes probar el sabor del ron recién preparado. Las bodegas envejecidas de la casa colonial son especialmente hermosas. La guía del museo mostrará cómo la caña de azúcar se convierte en una bebida fuerte muy querida por muchos. Gracias a las exposiciones sobre la historia de los romaníes en Cuba, el museo es interesante para visitar incluso para aquellos a quienes no les gusta el ron.

2.- Necrópolis de Cristóbal Colón


Necropolis Cristobal Colón - Havana

Más de 800.000 tumbas se encuentran en este cementerio, el cual lleva el nombre de Cristóbal Colón. Para los amantes de la arquitectura y el arte, será extremadamente interesante vagar por aquí. Las tumbas monumentales están exquisitamente hechas por los mejores maestros y son obras de arte por derecho propio. Alrededor de 500 grandes mausoleos están construidos con deslumbrante piedra blanca. Varias partes del cementerio están dedicadas a poetas y artistas, y otras a políticos, atletas y músicos. El cementerio de Cristóbal Colón en La Habana es uno de los cementerios más importantes de América Latina gracias a la arquitectura presentada y a las personas famosas que descansan aquí, como Beatriz Allende y Alejo Carpentier.

Si te interesa saber más acerca del cementerio de Cristobal Colón de La Habana, haz click aquí.

3.- Castillo De Los Tres Reyes Del Morro


El Morro Guarding Havana Harbor

Construido en 1.589, el Castillo De Los Tres Reyes Del Morro guarda la entrada a la bahía de La Habana. A lo largo de su historia, españoles, británicos y cubanos lo han utilizado para proteger y controlar La Habana. Con su foso seco, cañones y paredes bien conservadas, el castillo se considera un lugar muy interesante por el que caminar. En los cuarteles se puede ver cómo vivían los soldados de aquellos tiempos. Desde sus alrededores hay una hermosa vista del mar y La Habana. Este castillo es, sin duda, una atracción turística popular en La Habana con una rica historia, ya que es extremadamente atractivo para explorar.

4.- Cámara Oscura


Cuba 1er jour

En el edificio Gómez Vila está ubicado en uno de los rincones más destacados de la Plaza Vieja, la Cámara Oscura. Desde aquí se ofrecen algunas de las vistas más singulares e impresionantes de La Habana. Pero, en lugar de la plataforma de observación tradicional, se obtiene una vista de 360 ​​grados de la Habana Vieja a través de una transmisión en vivo que se proyecta en una pantalla oscura. Este dispositivo óptico fue inventado por Leonardo da Vinci. Ver cómo las personas llevan su vida diaria entre una variedad de edificios históricos es una actividad emocionante que hace que la Cámara Oscura valga la pena visitar.

5.- Fusterlandia


Fusterlandia

Como un verdadero paraíso para los artistas, Fusterlandia es la creación de José Fuster, quien convirtió su distrito en el mundo de colores brillantes que vemos hoy en día. Comenzando con la decoración de su estudio, el artista cubano pronto se puso a trabajar en otras casas, paradas de autobuses, fuentes y bancos de toda la comunidad. Ahora todo está cubierto de azulejos y arte original que se ve increíblemente infantil y fabuloso. Deambular por Fusterlandia es la verdadera alegría de los sentimientos y las emociones. La región atrae a muchos turistas, así como otros artistas. La gente viene aquí para abrir un taller y agregar sus propias obras de arte. La magia definitivamente flota en Fusterlandia.

Si te interesa saber más acerca de Fusterlandia, haz click aquí.

6.- Plaza de Armas


Plaza de Armas, Habana Vieja, Cuba

La Plaza de Armas es la plaza más antigua de la ciudad. Se llama así porque en el pasado los ejercicios militares se juntaban aquí. Ahora es un lugar tranquilo cubierto de palmeras, donde se organiza diariamente un mercado de libros usados. El área está rodeada de edificios señoriales que datan de finales del siglo XVIII y, en su centro, se encuentra la encantadora estatua de mármol del héroe revolucionario cubano Carlos Manuel de Céspedes. La Plaza de Armas te brindará un descanso largamente esperado para hacer turismo en el cálido sol de La Habana, tumbado a la sombra de las palmeras, para que puedas admirar las vistas más impresionantes de la ciudad.

7.- Museo de Hemingway y Finca Vigía


Dom Ernesta Hemingway'a

Construida en 1.886 en una colina a las afueras de La Habana, la Finca Vigía fue el hogar del famoso escritor Ernest Hemingway. Desde entonces, se ha convertido en un museo encantador sobre su vida y trabajo. Fue en Finca Vigía donde Hemingway escribió muchos de sus libros más famosos, como «El viejo y el mar» y «Por quién doblan las campanas». El museo tiene muchos recuerdos interesantes. La mansión es famosa por su fantástica vista de La Habana, así que no te pierdas la oportunidad de visitarla. Muchas de las habitaciones se ven hoy en día casi iguales a cómo eran cuando Hemingway las abandonó.

8.- Plaza de San Francisco de Asís


photo - Plaza de San Francisco, Old Havana

La Plaza de San Francisco de Asís, que lleva el nombre del convento franciscano, fue construida en 1.575. Al principio funcionó como una plaza del mercado y, más tarde, se convirtió en el lugar para la lucha de gallos y juegos de cartas en la época colonial. La vasta plaza está decorada con impresionantes edificios en los que alguna vez vivieron los habitantes más ricos de La Habana. Numerosos restaurantes ahora se pueden encontrar aquí. El convento de San Francisco de Asís del siglo XVI es el lugar más destacado de la Plaza de San Francisco de Asís. Desde lo alto de su torre se ofrece una magnífica vista de la plaza.

9.- Museo Nacional de Bellas Artes


Antiguo centro Asturiano de la Habana, hoy Museo de Bellas Artes

El Museo Nacional de Bellas Artes es un placer para quienes aprecian lo bello. Alberga una extensa colección de obras maestras del arte cubano, la cual abarca el período desde la época colonial hasta nuestros días. Ubicada en un lujoso edificio, la colección de arte incluye varios paisajes encantadores y pinturas religiosas, así como obras hiperrealistas de generaciones posteriores, entre las que se encuentran las obras de René Portocarrero y Wifredo Lam. En la entrada al museo, los visitantes pueden ver la intrigante escultura de Rita Longa «Forma, Espacio y Luz», después de lo cual hacen un fascinante viaje a través de los siglos. Por otro lado, el cuadro surrealista de Rafael Moreno «Cuento rumano» es simplemente una fantástica obra de arte que habría que tener en cuenta para observar.

10.- Catedral de La Habana


Habana Cathedral - Sunset - Habana Vieja

La hermosa catedral de La Habana domina la Plaza de la Catedral y su construcción se completó en 1.777. Dos campanarios asimétricos están ubicados a los lados de la fachada barroca de la catedral y, en las reconstrucciones posteriores, se agregaron varios elementos neoclásicos. En la catedral se encontraban los restos de Cristóbal Colón antes de ser transportados a Sevilla (España). El interior de la catedral es tan hermoso como la fachada, con exquisitos e impresionantes frescos. Una escultura de San Cristóbal de 1.632 es una de las obras de arte más impresionantes en este lugar.

11.- Plaza Vieja de La Habana


plaza vieja

Cuando la Plaza Vieja se abrió originalmente en 1.559, se la conocía como la Plaza Nueva, pero con el tiempo se convirtió en uno de los lugares más históricos de la Habana Vieja. La Plaza Vieja está rodeada de encantadoras fachadas coloniales que datan de diferentes épocas. Maravillosas mansiones barrocas cubanas se pueden encontrar junto a los elegantes edificios de estilo Art Nouveau. En un momento de la historia, muchos eventos tuvieron lugar aquí, desde ejecuciones y corridas de toros, hasta festivales y abundantes mercados. A día de hoy, bares, restaurantes y cafés convierten la Plaza Vieja en un lugar popular para visitar.

12.- Malecón


malecón Habana

El Malecón habanero, que se extiende por ocho kilómetros, es el principal paseo marítimo de La Habana. Aquí se tiene la oportunidad de pasar un día maravilloso paseando por el paseo marítimo y contemplando el mar resplandeciente. Desde que se construyó el Malecón, lo que llevó 50 años, los edificios y las áreas cercanas son completamente heterogéneas, lo que refleja diferentes períodos de tiempo. Pequeños cafés y bares de salsa se encuentran a lo largo del paseo. El Malecón es un lugar pintoresco con un carácter sobresaliente, donde los antiguos Cadillacs navegan a lo largo del terraplén y los pescadores salen a pescar en sus botes. Las puestas de sol en La Habana son especialmente hermosas cuando los rayos amarillos brillantes, rojos y naranjas pintan los edificios bajo un cálido ambiente en el Malecón.

13.- Plaza de la Catedral


Havanna Kuba

La Plaza de la Catedral lleva el nombre de una la catedral que se eleva sobre uno de sus lados y que veíamos anteriormente. La Plaza de la Catedral se sitúa como una de las plazas principales de La Habana, siendo un lugar animado frecuentado por turistas y locales. Una vez hubo un pantano en este lugar, convirtiéndose posteriormente en un astillero naval a lo largo de su larga historia. En la actualidad, aquí se concentran majestuosas mansiones que sin duda han visto días mejores. Sin embargo, en todo esto hay mucho encanto antiguo. Además de los concurridos restaurantes, también existe un maravilloso Museo de Arte Colonial en la plaza. Uno de los edificios más grandes es el acertadamente llamado Palacio del Conde Lombillo, frente al cual se encuentra una estatua del famoso bailarín de flamenco Antonio Gades.

14.- Habana Vieja


Easy Sunday Morning

La Habana Vieja es uno de los centros coloniales más grandes de América Latina. Se trata del lugar en el que la ciudad apareció por primera vez en 1.519. Pasear por la ciudad vieja de La Habana es una experiencia mágica. Los coloridos edificios te seguirán dondequiera que vayas y, aunque la mayoría de ellos han vivido tiempos mejores, esto se suma al encanto. Perderse entre sus calles sinuosas es un punto a tener en cuenta durante una estadía en La Habana. Aquí se podrán encontrar muchos lugares encantadores que no salen en ninguna guía. Con pequeños restaurantes tradicionales y bares por todas partes, así como una hermosa arquitectura y sonidos de salsa, no sorprende que la Habana Vieja sea un destino turístico tan popular.

15.- Museo de la Revolución


Museo de la Revolución, HABANA

El Museo de la Revolución está ubicado en un hermoso edificio que fue el Palacio Presidencial. Aquí podrás conocer todo lo que necesitas saber sobre la revolución cubana, que tanto ha influido en la historia de la isla. Este es un museo fascinante en el que se puede caminar a través de la historia, desde el comienzo de la revolución hasta sus consecuencias. Sus elegantes habitaciones de lujo contienen recuerdos de la revolución, como la pistola del Che Guevara y una gorra. También se puede observar la embarcación Granma, que entregó revolucionarios de México a Cuba.

16.- Plaza de la Revolución


Plaza de la Revolución

Rodeado de edificios gubernamentales grises de la década de 1.950, la Plaza de la Revolución es el sitio de muchas celebraciones y eventos clave relacionados con la revolución cubana. Fue aquí donde Fidel Castro» llevó a cabo muchas de sus manifestaciones políticas, llevando la revolución al pueblo. Por lo tanto, el nombre «Plaza de la Revolución» parece muy adecuado para este lugar. Por otro lado, sería difícil pasar por alto el popular relieve del Che Guevara, así como el monumento gigante de José Martí que precedió a la revolución.

17.- Capitolio Nacional


El Capitolio

Cuando miras por primera vez a el Capitolio, puedes sospechar que lo has visto antes. Y tendrás razón, ya que está construido sobre el modelo del famoso edificio del Capitolio de los Estados Unidos. Curiosamente, los cubanos lo hicieron un poco más grande que en los Estados Unidos, solo para mostrar de lo que es capaz la revolución cubana. El Capitolio fue la sede del gobierno y, ahora, da cabida a la Academia de Ciencias de Cuba. El Capitolio es uno de los lugares más reconocidos y famosos de Cuba.

18.- Fortaleza de San Carlos de La Cabaña


Fortaleza de San Carlos

El histórico fuerte «Fortaleza de San Carlos de la Cabaña», con una hermosa plataforma de observación, es uno de los mejores lugares para observar la magnífica puesta de sol en La Habana. Este complejo de fortalezas fue construido en 1.774. Las fortificaciones se usaron antiguamente para encarcelar a los prisioneros de Fidel y Raúl Castro. Posteriormente el Che Guevara lo usó como su cuartel general. Si decides ir a este lugar para ver la puesta de sol sobre el mar, no te alarmes si escuchas el disparo de armas. Todos los días a las 21:00 se dispara un antiguo cañón para conmemorar otro fantástico día en La Habana. Originalmente, el disparo del cañón se hacía para anunciar el cierre de las murallas de la ciudad.













Fecha de publicación: 7 abril, 2019

0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario