20 cosas qué ver y hacer en Nantes, Francia

Nantes es la sexta ciudad más poblada de Francia y la tercera ciudad industrial más grande del país. Es una ciudad realmente hermosa que sorprende gratamente a todo aquel que la visita.

Y como muestra, te enumeramos 20 sitios que no debes perder en Nantes, la capital de Países del Loira.

Mapa con los 20 sitios para ver en Nantes


A continuación se describe cada uno de los sitios de Nantes en el mismo orden en el que se muestran en el mapa…

1- Máquinas de la Isla de Nantes


Elefante Isla Máquinas Nantes

La vista más extraña de Nantes es este mundo fantástico conocido como «Máquinas de la Isla de Nantes». Se trata de una colección seria, y al mismo tiempo caprichosa, de criaturas mecánicas que parecen cobrar vida en invernaderos llenos de vegetación.

Máquinas de la Isla de Nantes

Aquí puedes volar sobra una garza gigante o montar en un elefante mecánico de 12 metros de altura y 48 toneladas de peso. También hay un enorme carrusel (Carrousel des Mondes Marins), ubicado junto al río, que ofrece la oportunidad de subir sobre cangrejos mecánicos gigantes, pulpos y otras extrañas criaturas marinas.

Si quieres conocer más acerca de las Máquinas de la Isla de Nantes, haz click aquí.

2- Castillo de los duques de Bretaña


Castillo duques de Bretaña

Los visitantes que acudan a este castillo no se aburrirán en ningún momento. Y es que en las luminosas habitaciones del castillo de los duques de Bretaña, hay gran cantidad de exposiciones que cuentan la historia de la ciudad.

Entre las exposiciones se encuentran documentos auténticos que muestran la intensidad de la trata de esclavos en la región, así como maquetas antiguas del paisaje urbano que ilustran el desarrollo de Nantes en diferentes períodos. Las exposiciones se complementan con varios programas multimedia.

Por otro lado, los fosos del castillo están cubiertos de césped y árboles, e incluso se puede caminar por ellos y hacer picnics. La entrada al patio del castillo es gratuita, así como caminar por sus murallas. La entrada a las habitaciones y exposiciones del castillo es de pago.

3- Museo de Bellas Artes de Nantes


Musée des arts de Nantes

El Musée des Beaux-Arts, que fue construido entre 1891 y 1900 para albergar la colección de bellas artes de la ciudad, reabrió sus puertas a los visitantes en 2017. Esto fue precedido por seis años de trabajos de restauración llevados a cabo por arquitectos londinenses de la oficina de Stanton Williams. Hoy, este edificio histórico alberga el Museo de Arte de Nantes.

La colección permanente del museo, que incluye gran variedad de obras maestras de pintura y escultura de los siglos XIII-XXI, llena tanto el propio museo como el nuevo edificio de Cuba, que conecta el museo con la Capilla de l’Oratoire del siglo XVIII. De particular interés para los visitantes del museo es la colección del siglo XIX, que incluye obras de Gustave Courbet, Anémonas (1900) de Pierre-Auguste Renoir y Nenúfares en Giverny de Claude Monet (1917), una de las 250 pinturas de nenúfares pintadas por el impresionista en su casa del norte de Francia. La capilla mencionada anteriormente alberga exposiciones temporales de arte.

4- Musée Jules Verne


Museo Julio Verne Nantes

En este mágico museo, ubicado a 2 kilómetros del centro de la ciudad, en una pequeña casa con vistas al Loira, encontrarás muchas cosas interesantes que se relacionan directamente con la vida y obra del famoso escritor francés, nacido en Nantes en 1828: sus manuscritos, primeras ediciones de libros, ilustraciones de sus novelas, maquetas de cartón de escenografía teatral…

Las pantallas interactivas, dirigidas principalmente a los niños, familiarizarán a los jóvenes visitantes con la obra de Jules Verne. Todas las exhibiciones del museo están en francés, pero los libros de Verne son tan conocidos en todo el mundo que serán interesantes para todos, independientemente de sus habilidades lingüísticas. La gran popularidad del escritor y sus obras hacen de este museo, aparentemente modesto, una verdadera atracción en Nantes y Francia en general.

5- Jardín de las Plantas de Nantes


Jardin topiario Nantes

Este exquisito parque ajardinado, inaugurado en 1860, es uno de los jardines botánicos más interesantes de Francia. Magnolias y moreras centenarias, arces japoneses, tulipanes, magníficos cedros y secuoyas se elevan sobre hermosos jardines de flores, estanques de patos, fuentes y la encantadora Palm Island, un invernadero de vidrio del siglo XIX.

Jardin Plantas Nantes

En la parte norte del parque, junto a la estación de tren, hay un parque infantil y cabras.

Si quieres conocer más acerca del Jardín de las plantas de Nantes, haz click aquí.

6- Monumento a la abolición de la esclavitud


Monumento a la abolición de la esclavitud

A orillas del río, 2.000 placas de vidrio del tamaño de un ladrillo están incrustadas en la acera del terraplén, «gritando» los nombres de los barcos amarrados en Nantes, en los que se transportó regularmente a los esclavos desde 1750 hasta principios del siglo XIX. Estas placas son parte de un monumento dedicado a la abolición de la esclavitud, diseñado en 2014 por el artista polaco Krzysztof Wodiczko y el arquitecto estadounidense Julian Bonder.

Los escalones conducen a un túnel debajo del terraplén, donde están grabados textos abolicionistas en diferentes idiomas en un panel de vidrio de 90 metros de largo.

7- Catedral de San Pedro y San Pablo


Saint Pierre Cathedral, Nantes

Tanto el aspecto exterior como la decoración interior de la catedral gótica de Nantes te dejarán paralizado de asombro. Una verdadera obra maestra del arte renacentista es la tumba de Francisco II (1433-1488), duque de Bretón, y su segunda esposa, Margarita de Foix, ubicada en su interior.

Disfruta de un momento de paz en los jardines junto a la catedral, desde donde también podrás entrar a la cripta de la catedral.

8- La Cale 2


grúa Titán Nantes

Exposiciones temporales de arte y una amplia variedad de eventos dan vida a este antiguo astillero con forma de queso. Lo puedes encontrar al pie de la famosa grúa amarilla Titán, instalada en 1955 para subir barcos a tierra firme. En este espacio hay una pequeña tirolina, camas elásticas, merenderos, modernas esculturas, impresionantes vistas…

45
Vista aérea de los antiguos astilleros de Nantes.

9- Museo de Historia Natural


Museo de Historia Natural

El Museo de Historia Natural de Nantes tiene una increíble colección de minerales, fósiles, animales y un impresionante esqueleto de ballena. Aquí se celebran a menudo exposiciones temporales.

10. Isla Feydeau


isla Feydeau Nantes

Mientras caminas por «Ile Feydeau», puedes preguntarte: ¿por qué este área se llama isla? ¿Por qué no hay «señales de agua» cerca? El hecho es que hasta la década de 1930, cuando se cerró una de las ramas del Loira, Ile Feydeau era una isla, pero ya no lo es a día de hoy.

evolución río Loira Nantes
Evolución de la rama superior del río Loira en 1918 (aún visible) y 1952 (desaparecido).

En el siglo XVIII, se comenzó un proyecto de recuperación de tierras que convirtió a Feydeau en un lugar digno de los ricos comerciantes de la ciudad. Por cierto, las casas de comerciantes aún conservadas con fachadas planas, balcones de hierro, techos abuhardillados e imágenes grotescas de piedra tallada son muy, muy atractivas. Definitivamente, una zona que vale la pena visitar.

11. Destructor francés Maillé-Brézé


destructor francés
Destructor visto desde La Cale 2 (punto 8 en este post).

Visita este impresionante barco museo para conocer la historia de la marina francesa.

barco Maillé-Brézé

 

12. Galería comercial Passage Pommeraye


Passage Pommeraye

Esta galería comercial, ubicada entre Rue de la Foss y Rue Santeille, fue construida en 1843. Se erigió en una pronunciada pendiente. La diferencia de altura de nueve metros no fue un obstáculo: simplemente se agregó un piso intermedio entre los dos niveles.

El Passage Pommeraye no es solo un destino de compras exquisito, sino también una obra de arquitectura ingeniosa, digna de la atención de los fotógrafos y amantes de la belleza. Cantería, esculturas neorrenacentistas, techos de cristal que llenan de luz natural las galerías, lámparas y rejas de hierro forjado… El pasaje sigue siendo tan magnífico como hace 160 años.

13. Isla de Versalles


isla Versalles Nantes

La zona que ocupa actualmente la Isla de Versalles fue, originalmente, un pantano. Sin embargo, a día de hoy es un paraíso de relajación y recreación. Un extraordinario jardín de inspiración japonesa, acompañado de cascadas, estanques, senderos, plantas exóticas… hacen de este lugar una parada imperdible en Nantes.

14. Plaza de Bouffay


Esta plaza está en el centro de Bouffay, el distrito más antiguo de Nantes. Una idea de la antigüedad de esta zona se puede obtener mirando los nombres de sus plazas y calles: Place du Pilori («Pilar de la picota») o Rue de la Juiverie («calle judía»), por ejemplo.

La Plaza de Bouffay, como la vemos hoy en día, se remonta al siglo XVIII, pero aquí se conservan recuerdos del pasado más lejano. Por ejemplo, en la esquina de la Rue Eshevin, una chimenea gótica del siglo XV sobresale directamente de la pared de la casa. En general, los tiempos aquí se han mezclado y fusionado: las casas con entramado de madera construidas en el siglo XV se encuentran junto a modernos restaurantes y a los clubes nocturnos más concurridos de la ciudad.

15. Torre Lu


Tour LU, Lieu Unique, Nantes

Es uno de los edificios auténticos de Nantes. La torre hacía parte de la fábrica original de las famosas galletas Lu. Antiguamente la fábrica contaba con dos torres de 38 metros de altura cada una. Sin embargo, en la actualidad solo queda una, la otra fue dañada y destruida durante la Segunda Guerra Mundial.

La Torre Lu alberga a día de hoy «Le Lieu Unique», una sala multifuncional de espectáculos.

Si quieres conocer más acerca de la Torre Lu, haz click aquí.

16. Iglesia de Iglesia de Sainte-Croix


Eglise Sainte-Croix

La iglesia de Sainte-Croix aparece en esta lista, principalmente, gracias a su espectacular campanario. Sin embargo, sus hermosas vidrieras góticas no merecen menos atención.

17. Plaza Cours Cambronne


plaza Plaza Cours Cambronne

Cours Cambronne es una magnífica plaza entre dos terrazas de mansiones neoclásicas. Forma parte de un nuevo barrio urbano construido en el siglo XVIII. Camina por la avenida central para ver una estatua de Pierre Cambronne, un general militar que nació en Nantes y resultó herido en la batalla de Waterloo en 1815. Es en su honor que la plaza recibe su nombre.

En Cours Cambronne puedes contemplar magníficas mansiones antiguas (16 de ellas están catalogadas como monumentos históricos franceses).

18. Iglesia de Notre-Dame de Bon-Port


Notre-Dame de Bon-Port Nantes

Asegúrate de tomarte el tiempo necesario para visitar esta hermosa basílica católica romana con una cúpula visible desde lejos. Desde el lugar donde se ubica se abre una maravillosa vista del río.

iglesia Notre-Dame Nantes
Cúpula de la iglesia de Notre-Dame de Bon-Port vista desde La Cale 2.

19. Musée de l’Imprimerie


La historia de la imprenta local se remonta a finales del siglo XV. El primer libro impreso en Nantes fue «Les Lunettes des Princes», del poeta bretón Jean Meschino, y esto sucedió en 1493.

El Museo de la Imprenta fue fundado en 1986 por el maestro impresor Ciffolo y el tipógrafo Colombo, y ha acumulado una asombrosa colección de herramientas manuales y mecánicas. Aquí puedes ver planchas de huecograbado, planchas litográficas, tintas de impresión y planchas de impresión antiguas. Si todas estas palabras te parecen igualmente incomprensibles, haz un recorrido por este increíble museo.

Obtendrás una idea de la industria de la impresión en Nantes y verás cómo se utilizaron todos estos increíbles equipos.

20. Fuente de la Place Royale


Place Royale Nantes

No te pierdas esta magnífica fuente en el corazón del casco antiguo de Nantes.

Extra 1. Campo de fútbol ovalado


campo fútbol ovalado

La ciudad de Nantes está repleta de merenderos públicos, jardines, obras de arte en plena calle… Una muestra de ello es un campo de fútbol pintado ovaladamente.

campo fútbol Nantes

Si este campo de fútbol ovalado es observado desde el «círculo» central, mirando hacia una torre con espejos situada en uno de sus lados, es posible verlo perfectamente rectangular.










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *