8 cosas que debes saber antes de ir a Singapur

A continuación se enumeran 8 aspectos de la vida que suelen impactar a los viajeros que llegan a Singapur por primera vez. Son 8 cosas que debes saber antes de viajar a Singapur:

1.- Diferentes personas, diferentes culturas


Singapur

Singapur no tiene una cultura específica o un único grupo étnico que se pueda señalar y decir fácilmente “¡Aha! Él es de Singapur”. El estado está compuesto por diferentes grupos éticos como el chino, el malayo y el indio, lo que hace que el país sea rico en diversidad cultural. Es fácil notar esta diversidad en los diferentes idiomas que se pueden escuchar, que suelen ser los cuatro idiomas oficiales: inglés, mandarín, malayo y tamil. Singapur es también el hogar de diez religiones principales, incluyendo el budismo, el taoísmo, el islam, el hinduismo y el cristianismo.

2.- Cultura kiasu


kiasu

El término “kiasu” se originó a partir de un dialecto de Hokkien y se traduce literalmente como “miedo de perder algo” o “miedo de no conseguir lo mejor”. Este miedo desafortunadamente conduce a comportamientos groseros focalizados en la avaricia y egoísmo. Incluso estos comportamientos han sido etiquetados por los medios de comunicación como un rasgo de carácter nacional y se puede ver fácilmente en los acontecimientos cotidianos.

Por ejemplo, una persona “kiasu” será aquella que acampa en la puerta de una tienda durante varios días para poder comprar primero un producto. También es aquella persona que espera con su coche al lado del aparcamiento perfecto aunque esté ocupado, aguardando el momento en el que el otro conductor se vaya y nadie se lo quite. “Kiasu” son también los padres que no se lo piensan dos veces antes de inscribir a sus hijos en clases extras para elevar sus calificaciones escolares o en mejores escuelas para ser mejores que cualquier otra persona.

3.- Centros Hawker


centro hawker

Nadie sale de Singapur sin haber probado el sabor de la comida que se ofrece en sus centros de venta ambulante. Los centros “Hawker” están por todo el país: existen más de 100 centros de vendedores ambulantes, algunos de ellos con hasta 200 puestos. Así que si eres un viajero hambriento que quiere probar todas las especialidades de alimentos durante el viaje, necesitarás más de 3 días para cubrir todas las ofertas gastronómicas de los centros Hawker en Singapur.

Estas comidas al aire libre (no restaurantes) son la prueba de que la cocina de Singapur es diversa y evolucionó a partir de diferentes culturas como la malaya, china, india, árabe, británica… Aquí podrás degustar platos asequibles y verdaderamente deliciosos como luak (torta de ostras) o chai tow kway (torta de rábano), entre otros. ¡No te pierdas su kopi (café)!

4.- Largas colas de espera


colas de espera

En Singapur, si hay una larga cola de espera es que entonces debe haber algo bueno en esa tienda. Puede ser una venta, un regalo o algo realmente caro pero limitado. Como vimos en el punto de “cultura kiasu”, ya sabemos por qué se hacen largas colas.

Los habitantes de Singapur quieren ser los primeros en tener la novedad en su manos, ya sea algo realmente lujoso, o como pasó en otras ocasiones… una larga cola para una hamburguesa Chicken Tendergrill de un dólar, un Happy Meal edición especial de Hello Kitty o un Krispy Kreme Donuts… En Singapur se hacen colas de espera por todo.

5.- Siglas


Singapur ha sido llamado el “país de los acrónimos” y es obvio por qué. Las carreteras, edificios, agencias gubernamentales, instituciones financieras, partidos políticos, bienes raíces, modos de transporte, palabras de juramento e incluso personas (LKY: Lee Kuan Yew) tienen acrónimos. Algunos de los acrónimos que normalmente se verán son: MRT – transporte ráido, CTE – Central Expressway, MOE – Ministerio de Educación, SBS – Servicio de Autobuses de Singapur y GST – Impuesto sobre Bienes y Servicios.

6.- Reservar sitio con una servilleta


reservar sitio

Llevar encima una servilleta de papel es algo importante en Singapur no solo durante la comida sino también durante el tiempo para buscar asiento o mesa. En los centros de vendedores ambulantes, hay momentos en que el lugar está tan lleno que es difícil comprar comida primero y luego buscar mesa. Por lo tanto, es mejor asegurar un asiento primero antes de hacer cola en el puesto que se desea probar.

¿Cómo se hace? Lleva un paquete de servilletas de papel contigo y pon una en el asiento o mesa deseada, después, ves a comprar la comida. Es conveniente hacerlo especialmente si tienes miedo de perder un asiento (mentalidad kiasu tal vez). Para algunos de los lugareños, esta práctica es grosera y no debe considerarse como un hábito de Singapur.

7.- Una nación apresurada


prisas

Es curioso pensar que en Singapur se puede hacer cola durante una hora cuando son realmente impacientes. La prisas de los lugareños se notan en sus estaciones de MRT donde todo el mundo entra y sale constantemente de los transportes y de las tiendas. Esto se demuestra también en las carreteras donde los coches aceleran y se ponen delante tuya antes de que alguien más pueda hacerlo. La gente camina rápido, habla rápido, come rápido y trabaja rápido. Bueno, realmente… ¿no es lo que pasa en cualquier otra ciudad importante?

8.- Quejarse


¿En Singapur les encanta quejarse? Todo el mundo se queja, pero los lugareños parecen admitir que un día en Singapur sin quejarse no es realmente un día completo. Se dice que debido a las políticas de la censura, los habitantes de Singapur se quejan a cualquier persona que les escuche por la calle, a amigos y a la familia. Incluso hay un sitio web dedicado a las quejas diarias (y extrañas) de los residentes en Singapur.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario