Aguas termales en Uunartoq, Groenlandia

Las aguas termales son abundantes en el sur de Groenlandia, pero la isla de Uunartoq, es el hogar de las únicas fuentes termales en el país que son lo suficientemente calientes para bañarse durante todo el año. La isla de Uunartoq se encuentra en el municipio de Kujalleq, en el sur de Groenlandia, cerca del asentamiento de Alluitsup Pa. La isla se encuentra a medio camino entre Qaqortoq y Nanortalik, y se puede llegar a ella mediante un viaje en barco desde cualquier de las dos ciudades mencionadas. Las piscinas de la isla son alimentadas por manantiales de agua caliente que burbujean desde el subsuselo, guardando una temperatura constante de 34 o 38 grados, incluso en invierno cuando las demás aguas se congelan.

Las aguas termales de Uunartoq se encuentran en un entorno completamente natural en medio de un campo cubierto de hierba. No hay asfalto, ni autobuses, ni complejos de spa con productos de altos costes. Las únicas estructuras modeladas por la mano del hombre son una pasarela y dos modestos cobertizos para cambiarse de ropa. Cerca de aquí también se pueden encontrar las ruinas de un convento de monjas.

Disfrutar de un baño de aguas termales en Uunartoq es una experiencia única en la que podrá contemplar los icebergs a la deriva en alta mar y gran cantidad de ballenas que frecuentan las aguas.

Las aguas termales de Uunartoq son conocidas desde hace al menos mil años. Durante la era de los vikingos, los colonos nórdicos construyeron bañeras con rocas alrededor de los manantiales para la creación de “spas medievales“. Las leyendas dicen que las cálidas aguas de Uunartoq curan a los enfermos, alivian sus sufrimientos y les ayudan a recuperar la salud.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario