Akademgorodok, el Silicon Valley de Rusia

Escondido en un bosque remoto de abedules y pinos en el corazón de Siberia, a 3.000 kilómetros de Moscú, en un lugar donde los inviernos son de seis meses de duración con temperaturas que caen a menos 40 grados centígrados y donde los veranos quedan envueltos de mosquitos, se construyó una ciudad para científicos e investigadores.

Este páramo congelado es más adecuado para los osos polares que para los esfuerzos científicos, pero Nikita Khrushchev consideró que la distancia de Moscú era necesaria para que las mentes científicas más agudas del país pudieran trabajar juntas en investigación fundamental lejos de las miradas indiscretas de la burocracia. Este lugar es Akademgorodok, o “Ciudad Académica”, la respuesta de la Unión Soviética al Silicon Valley de los Estados Unidos.


Academpark Technopark en Akademgorodok.

Akademgorodok está situado en medio de un bosque a unos 30 kilómetros al sur de la ciudad de Novosibirsk. Es uno de los varios “Akademgorodoks” construidos entre finales de los años 1.950 y mediados de los 70 en Siberia; el Akademgorodok de las afueras de Novosibirsk es el más exitoso.


Nikita Khrushchev, en primer plano en el centro del grupo, visitando Akademgorodok durante la construcción en la década de 1.950.

Dentro de Akademgorodok se encuentra la Universidad Estatal de Novosibirsk, compuesta por 35 facultades de investigación, una academia de medicina, edificios de apartamentos y gran una variedad de servicios comunitarios que incluyen tiendas, hoteles, hospitales, restaurantes, cafeterías, cines, clubes y bibliotecas. A menos de dos kilómetros de distancia hay una playa artificial creada gracias a cientos de toneladas de arena a lo largo del borde del embalse de Obi.

En su apogeo, Akademgorodok llegó a albergar a 65.000 científicos y a sus familias. Era un privilegio vivir allí, y muchos eruditos en los años 60 escaparon a este lugar como si fuese una especie de exilio voluntario para estar lejos del gobierno totalitario de la capital soviética. Fueron atraídos por la promesa de nuevas viviendas y avances profesionales.

Los residentes de Akademgorodok disfrutaron de grandes niveles de libertad y se permitieron actividades inauditas en cualquier otro rincón del imperio soviético. Aquí se discutían los fundamentos de la teoría marxista y acerca de las reformas económicas, se leían libros, se escuchaban poetas y cantantes no aprobados por el régimen… La investigación científica en áreas calificadas como pseudociencia peligrosa en Moscú, como la cibernética y la genética, floreció.

Los niveles de vida en Akademgorodok también fueron más altos que en el resto del país. Las tiendas estaban llenas de alimentos subvencionados que no se podían obtener fácilmente en otros lugares y los apartamentos estaban bien amueblados. Aquellos que obtuvieron un doctorado recibieron un servicio especial de entrega de alimentos, que les proporcionó una selección más amplia de comestibles de la que la población general podría aprovecharse. Los miembros de la Academia de Ciencias tuvieron acceso a un nivel aún mayor de servicios y se les asignaron residencias unifamiliares en lugar de apartamentos.

Pero la visión utópica de ninguna interferencia burocrática resultó imposible en la Unión Soviética. Las libertades se redujeron severamente en la década de 1.970 durante el gobierno de Leonid Brezhnev. Luego, cuando la Unión Soviética colapsó en la década de 1.990, muchas de las mejores mentes de la antigua nación comunista huyeron hacia el oeste.

Sin embargo, las reformas económicas provocadas por el final del comunismo vieron el comienzo de la inversión privada y la financiación de riesgo de Akademgorodok. La inversión de 10 millones de dólares en 1.997, aumentó a 1.000 millones de dólares en 2.015. En la actualidad, unas 300 empresas operan en Akademgorodok, produciendo desde nanocerámica hasta gráficos en movimiento para la industria del entretenimiento estadounidense. Su población actual se encuentra en más de 100.000 habitantes.

Así, Akademgorodok es conocido como el Silicon Valley de Rusia.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario