«Trans Am Totem» y «Spindle», el arte de apilar coches

En una concurrida intersección urbana de la calle Quebec y Pacific Boulevard, cerca de False Creek, en Vancouver (Canadá), se encuentra una escultura de 10 metros de altura y 11.340 kilos compuesta por cinco coches apilados en la parte superior de un viejo tronco de árbol.

La obra de arte, titulada «Trans Am Totem», fue concebida por el artista Marcus Bowcott y se dio a conocer en abril de 2.015.

Los coches que se incluyen en la escultura son: un BMW serie 700, un Honda Civic, un Volkswagen Golf Mk1 Cabrio y un 1.981 Pontiac Trans Am en la parte superior. Todos los vehículos fueron donados por un depósito de chatarra local. Bowcott quitó los motores y transmisiones para reducir el peso y, a continuación, los montó en la parte superior de un árbol de cedro de edad madura que fue transportado desde el sur de la isla de Vancouver. Por la noche, los faros y luces traseras de los vehículos parcialmente triturados son iluminados por baterías con energía solar.

Según el artista, los materiales y objetos que componen «Trans Am Totem» hacen referencia a los 150 años de historia del lugar. Antes de la introducción de la industria pesada, este sitio no era mucho más que un bosque de cedros centenarios. Más tarde, False Creek se convirtió en una zona industrial de aserraderos.

La escultura «Trans Am Totem» recuerda a otra de aspecto similar, también de coches apilados, llamada «Spindle», la cual se situó en la ciudad de Berwyn, en Illinois, hasta el año 2.008. Más concretamente, se ubicó en el parking de un centro comercial. La escultura constaba de ocho coches empalados en un eje. En ella se incluía un Volkswagen, un BMW, un par de Ford, un Pontiac y dos Mercurys.

A pesar de que se convirtió en un símbolo de Berwyn durante dos décadas, no era amada universalmente en su ciudad natal. Solo un año después de su construcción en 1.989, los residentes de Berwyn votaron abrumadoramente a favor de que se eliminase. Únicamente el alcalde de Berwyn defendió la escultura, refiriéndose a ella como un «icono en la comunidad».

Después de que David Bermant, el propietario del centro comercial, muriera en el año 2.000, la obra perdió a uno de sus principales defensores y el centro comercial cambió de manos. En 2.008, la escultura fue demolida y reemplazada por una tienda Walgreens.










Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *