Asbyrgi, un cañón con forma de herradura en Islandia

Situada en el norte de Islandia, a una distancia de unos 65 kilómetros de la ciudad portuario de Huvasik, dentro del Parque Nacional de Vatnajökull, se encuentra una enorme depresión en forma de herradura llamada “Ásbyrgi Canyon”. Este cañón tiene una longitud de 3,5 kilómetros de largo y una anchura de 1 kilómetro. Sus empinadas laderas están formadas por acantilados de hasta 100 metros de altura.

El suelo del cañón es realmente boscoso, con muchos árboles como el abedul, sauce, abeto, alerce o pino. Durante el verano, disfrutar de esta vegetación es una maravilla, pudiendo tomar un camino que conduce a través de la espesa selva hasta los pies del acantilado, donde se encuentra un pequeño lago llamado Botnstjorn, en el que se puede ver gran variedad de especies de aves acuáticas.

El cañón está dividido en el centro por una elevación de unos 250 metros llamada Eyjan, desde la que los excursionistas disfrutan de vistas espectaculares del paisaje.

De acuerdo con la mitología nórdica, Ásbyrgi se formó cuando el caballo de ocho patas de Odín, Sleipnir, puso uno de sus pies en este suelo. Así, el cañón también es conocido como “la huella de Sleipnir”. Sin embago, algunos geólogos creen que Ásbyrgi se formó por dos inundaciones glaciares catastróficas de los ríos Jökulsá y Fjöllum después de la última Edad de Hielo. El primero de ellos se desbordó cuando el hierro quedó derretido hace unos 10.000 años. El otro fue hace unos 3.000 años, cuando el volcán Hekla entró en erupción por debajo de la capa de hielo de Vatnajökull, haciendo que todo se derritiera.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario