Ashalim y la torre solar más grande del mundo

Gracias al riego por goteo, los caminos a la ciudad de Beerseba, en Israel, están bordeados de prósperos campos que alguna vez fueron áridos. Un simple sistema de tuberías que transportan agua transformó el desierto de Néguev en tierras agrícolas productivas.

Sin embargo, una nueva incorporación al sur de Beerseba transformó el desierto en algo más parecido a una película de ciencia ficción.

Ashalim Power Station

La primera señal de algo inusual aparece justo después de salir de los límites de la ciudad. Si se observa con atención, se puede ver una llama naranja, algo pálida, flotando justo por encima del horizonte. A medida que uno se acerca, aparece una torre alta y oscura, cuyo pináculo brilla tanto como el sol. La luz irradia hacia el suelo, pareciendo rayos de sol.

Esta es la central eléctrica de Ashalim.

Ashalim

Inauguradoa en septiembre de 2019, Ashalim es la estación de energía solar más alta del mundo, con una altura de 260 metros (853 pies). «Ashalim Power Station» utiliza una matriz de 56.000 paneles solares conocidos como heliostatos dispuestos alrededor de la torre para reflejar la luz solar sobre el pináculo. Los heliostatos están controlados por ordenador y siguen al sol a medida que se mueve de este a oeste durante el día.

Solar Power

Desde las colinas áridas que rodean la estación, la torre y los heliostatos parecen una escena de una historia futurista. El sistema produce suficiente energía limpia para alimentar 120.000 hogares, alrededor del 5% de todos los hogares en Israel.

Ashalim Power Station

El desarrollo en la central eléctrica aún está en curso. Si bien la producción de electricidad ya comenzó, otros planes permitirán que Ashalim Power Station combine energía solar térmica, energía fotovoltaica y gas natural.










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *