Atlantes de Tula y pectoral de mariposa, símbolos de los toltecas en México

Las ruinas de Tula, ubicadas en el estado de Hidalgo, México, son testimonio de una civilización precolombina que floreció en Mesoamérica: la civilización tolteca.

Entre las impresionantes estructuras que componen la zona arqueológica de Tula, destacan los enigmáticos Atlantes de Tula, monumentos de piedra que han intrigado a arqueólogos, historiadores y viajeros durante siglos.

Estas imponentes figuras son emblemáticas de la cultura tolteca, que se desarrolló en la región durante el periodo Posclásico mesoamericano, aproximadamente entre los años 650 y 1120 d.C.

piramide tula hidalgo mexico
Vista de la pirámide sobre la que se asientan los Atlantes de Tula, desde el Palacio Quemado, en el sitio arqueológico de Tula en Hidalgo, México.

Tula y los toltecas

Antes de ver a los Atlantes de Tula, es importante entender el contexto histórico y cultural en el que surgieron.

La ciudad de Tula, también conocida como Tollan-Xicocotitlan, fue la capital del imperio tolteca y su centro neurálgico durante su apogeo.

Ubicada en lo que hoy es el estado de Hidalgo, México, Tula fue una magnífica y compleja ciudad que reflejaba el alto grado de civilización alcanzado por los toltecas.

Y aunque la ciudad fue abandonada antes de la llegada de los españoles, su legado perduró en las impresionantes ruinas que hoy se pueden visitar.

Se estima que Tula llegó a contar con una población de entre 40.000 y 60.000 habitantes, extendiéndose por una superficie de 6 a 8 kilómetros cuadrados.

Imperio tolteca

Los toltecas, por su parte, fueron una civilización mesoamericana que tuvo su auge entre los siglos X y XII d.C. Su influencia se extendió por gran parte de la región, dejando huella en la cultura y en la historia de Mesoamérica.

Los toltecas eran conocidos por su destreza en diversas disciplinas, incluyendo la arquitectura, la escultura, la metalurgia y la astronomía.

Y aunque su historia es en gran parte legendaria y misteriosa debido a la falta de registros escritos, los hallazgos arqueológicos y las crónicas de civilizaciones posteriores proporcionan valiosa información sobre su legado.

Misteriosa desaparición de los toltecas

Sobre la civilización tolteca hay muchas preguntas sin respuestas. Y una de ellas es... ¿por qué desaparecieron los toltecas?

Aunque los toltecas lograron establecer un imperio duradero, su declive es igualmente misterioso. Algunas teorías sugieren que factores como conflictos internos, presiones externas y desastres naturales contribuyeron a su desaparición.

Sin embargo, la falta de evidencia concreta hace que este tema siga siendo objeto de debate entre los historiadores.

Uno de los misterios de los toltecas que más han intrigado a los investigadores y curiosos durante siglos han sido los Atlantes de Tula.

Atlantes de Tula

Ahora sí, veamos qué son los Atlantes de Tula.

Los Atlantes de Tula son un conjunto de cuatro gigantescas esculturas de basalto que representarían a Quetzalcóatl como Estrella de la Mañana, según el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

También se cree que las esculturas son representaciones típicas de guerreros toltecas.

atlantes tula hidalgo
Atlantes de Tula y columnas serpentinas.

Cada estatua mide alrededor de 4,6 metros de altura y todas ellas cuentan con características propias de los antiguos guerreros toltecas, como fueron los pectorales de mariposa, lanzadardos (átlatl), cuchillos bifaciales para sacrificios y cuchillos curvos.

En el pecho de los Atlantes de Tula se pueden ver formas de mariposas (pectoral de mariposa). Y es que según la cosmovisión tolteca, cuando un guerrero perdía la vida durante la batalla, se convertía en mariposa y así podría acompañar al sol en cada amanecer.

pectoral mariposa guerreros
Pectoral de mariposa en los Atlantes de Tula.

Antiguo adoratorio sujetado por atlantes

Las cuatro imponentes estatuas de guerreros toltecas se ubican en la plataforma superior del Templo de Tlahuizcalpantecuhtli (el Señor de la Aurora, o Señor de la Mañana), una advocación de Quetzalcóatl.

Sobre la plataforma del templo, que también es conocido como Pirámide B, antiguamente se habría alzado un imponente adoratorio cuyo techo habría sido sujetado por los propios guerreros (de ahí su nombre, atlantes) y por las conocidas como columnas serpentinas.

Estas columnas serpentinas contienen decoraciones de serpiente emplumada, lo que confirmaría la conexión con el culto a Quetzalcóatl.

Teorías sobre los Atlantes de Tula

El propósito de los Atlantes de Tula ha sido objeto de debate a lo largo de los años.

Si bien su nombre "atlante" es muy representativo, ya que un atlante era una columna con figura de hombre que sostenía una cornisa o similar... existen varias teorías alternativas acerca de los Atlantes de Tula.

Aunque se cree ampliamente los Atlantes de Tula representan a guerreros o guardianes, son diversas las teorías sobre quiénes eran y por qué fueron erigidos.

Algunos investigadores sostienen que podrían ser figuras míticas o semidioses, mientras que otros sugieren que podrían representar a líderes toltecas de gran importancia. Otros aún creen que podrían tener una función astronómica o ritual, alineándose con eventos celestiales o marcando fechas importantes en el calendario mesoamericano.

En cuanto a su posición, hierática y vigilante, también se ha dicho que podrían estar protegiendo algún tesoro oculto y de gran importancia, todavía no descubierto.

atlantes tula detras
Vista trasera de los Atlantes de Tula en la que se puede contemplar la rodela que lleva cada uno.

Información práctica, horarios y precios de entrada

¿Dónde están los Atlantes de Tula? ¿Cuánto cuesta verlos y a qué horas abren? A continuación se detalla la información práctica.

Ubicación de los Atlantes de Tula: los Atlantes de Tula se encuentran en el sitio arqueológico de Tula, una de las principales atracciones turísticas de México, a tan solo 80 kilómetros al norte de Ciudad de México.
Coordenadas exactas de los Atlantes de Tula: 20.06412, -99.34048

A pesar de los siglos de exposición a la intemperie, las esculturas de los atlantes sobreviven en un estado notablemente bueno.

Para contemplar los Atlantes de Tula hay que acceder a la zona arqueológica de Tula.

Horario de apertura de la zona arqueológica de Tula en Hidalgo, México: de lunes a domingos de 9:00 a 17:00.
Precio de la entrada a la zona arqueológica de Tula: $75.00 pesos (4€ aproximadamente, 4,35 dólares). La utilización de cámaras de video implica un recargo de $35 pesos adicionales.

Los horarios y precios a la zona arqueológica de Tula podrían variar según la temporada. Precios y horarios a fecha de publicación del post.

Entradas relacionadas

Subir