Los restos del accidente de avión de Wichita Shockers son visibles 50 años después

El 2 de octubre de 1970, un trágico accidente aéreo sacudió el mundo de los deportes universitarios y dejó una marca imborrable en la historia de la Universidad Estatal de Wichita (WSU).

Un avión fletado que transportaba al equipo de fútbol americano de Wichita State Shockers, entrenadores y seguidores se estrelló cerca de Silver Plume, en Colorado (Estados Unidos), cobrándose la vida de 31 personas.

Hoy en día, más de 50 años después de la tragedia, algunos restos del avión estrellado continúan siendo visibles en la montaña.

restos avion
Los restos del avión estrellado en 1970 pueden verse en la actualidad en una zona montañosa de difícil acceso. Entre ellos, se erigen improvisados memoriales en recuerdo de las víctimas.

Antecedentes

A finales de la década de 1960, el equipo de Wichita State Shockers había tenido éxito bajo el liderazgo del entrenador Ben Wilson. El equipo había logrado grandes victorias y aspiraba a un éxito aún mayor en temporada de 1970.

Como preparación para la nueva temporada, unos tres meses antes de arrancar los paridos se decidió contratar los servicios de Golden Eagle Aviation para poder volar en un avión Douglas DC-6B para los partidos que se jugasen fuera de casa. Aquel avión era lo suficientemente grande como para acomodar a todo el equipo, incluyendo familiares de jugadores.

Sin embargo, el DC-6B se vio envuelto en una fuerte tormenta y quedó dañado, no pudiendo prestar servicio al equipo de Wichita State Shockers.

Para remediar la falta de transporte, desde el equipo se comenzó la búsqueda de otros aviones. No encontraron ninguno tan grande como el Douglas DC-6B en el que podían volar todos los miembros y familiares del equipo juntos, pero sí que pudieron hacerse con los servicios de dos aeronaves Martin 4-0-4.

Los dos Martin 4-0-4 llevaban sin volar tres años, desde 1967, pero pasaron las pruebas para poder volver a hacerlo.

Dos aviones Martin 4-0-4

Se tuvieron que contratar los servicios de dos aviones Martin 4-0-4 para que pudiesen transportar a todos los miembros y familiares del equipo, ya que no cabían todos en uno solo.

Así, a uno de los aviones se le llamó "Gold" (Oro) y a otro "Black" (Negro) en honor a los colores del equipo.

El avión "Gold" llevaría a los jugadores del primer equipo y familiares, así como a entrenadores y altos directivos. Por su parte, el avión "Black" llevaría a los jugadores reserva, ayudantes y otros empleados de apoyo del club.

El avión que se estrellaría sería el "Gold". El avión "Black" no sufrió contratiempos.

desastres aereos
Zona del desastre aéreo tras el accidente del Martin 4-0-4 "Gold" en las Montañas Rocosas.

El fatídico viaje

En la mañana del 2 de octubre de 1970, el equipo Wichita State Shockers abordó los dos aviones Martin 4-0-4, tanto el "Gold" como el "Black", ya que no cabían todos en uno mismo. El destino de ambos aviones eran Logan, en Utah, donde debían jugar contra la Universidad Estatal de Utah.

Antes de llegar a Logan, pararían a repostar en Denver.

El avión "Gold" fue pilotado por el capitán Ron Skipper, de 37 años. Sin embargo, no tomó la misma ruta que el avión "Black" una vez repostaron en Denver.

Durante un momento del vuelo, el piloto del avión "Gold" dijo a los pasajeros y tripulantes que, tras el repostaje, tomarían una ruta alternativa que les permitiría ver desde las ventanillas del avión los lugares que habían sido propuestos para la celebración de los futuros "Juegos Olímpicos de Invierno de 1976".

Por otro lado, el avión "Black" siguió exhaustivamente el plan de vuelo original y no se desvió en ningún momento, algo que le permitió tomar la altura necesaria antes de llegar a las Montañas Rocosas.

Ambos aviones, ya habiendo repostado, salieron de Denver. El "Black" siguió la ruta y el "Gold" se desvió.

Al cambiar su ruta, el avión Gold no pudo ganar la suficiente altura para superar las Montañas Rocosas y, según dijeron algunos testigos, volaba extrañamente bajo, por debajo de las cimas de las montañas.

De esta manera, el avión se metió en un cañón que era rodeado por cordilleras en tres de sus lados y terminó impactando contra la montaña.

Si bien en un principio pudo haber muchos supervivientes al choque, solo una parte de ellos pudieron huir con vida. Otros tantos fueron alcanzados por la explosión posterior de la cabina antes de que pudiesen alejarse del lugar.

De 40 personas que iban a bordo del avión "Gold", el accidente se cobró la vida de 31 personas, incluidos 14 jugadores, el entrenador Ben Wilson, el entrenador asistente Gene Wunderlich y el director deportivo Bert Katzenmeyer.

El trágico evento conmocionó a la nación y dejó a la comunidad de Wichita de luto.

Investigación

La investigación posterior dejó claro que las causas meteorológicas no fueron causantes del accidente. Por el contrario, sí pudieron haberse producido fallos en la planificación de Denver a Logan, así como malas decisiones en vuelo.

También se dijo que la sobrecarga del avión pudo jugar un papel determinante para que no pudiese ganar altura a tiempo.

Los trabajadores del cercano túnel Eisenhower fueron los primeros en llegar al lugar de la tragedia, donde contemplaron aterrorizados un gran incendio que se produjo tras la explosión de la cabina, lo que a su vez provocó que el terreno se llenase de piezas del avión.

fuselaje del avion
Restos del avión más de 50 años después del accidente.

Restos del avión hoy

Aquellos restos del avión Martin 4-0-4 "Gold" estrellado se encuentran visibles a día de hoy en la ladera de la montaña.

Su conservación, relativamente intacta, se debe a que se ubican en una zona de difícil acceso, a la que únicamente se puede llegar tras una caminata de gran exigencia, que puede completarse en no menos de una hora con empinadas subidas.

La meteorología es muy cambiante en esta zona de Colorado y son varias las personas que pierden la vida a lo largo del año por deshidratación y por adentrarse en caminatas demasiado exigentes sin preparación alguna.

Información práctica

A quienes exploran este área y llegan a la zona con los restos del avión siniestrado, se les pide que en ningún momento manipulen ninguna de las piezas que hay esparcidas por el suelo. Pues la preservación de este sitio forma parte del recuerdo de las 31 personas que lastimosamente perdieron la vida tras el fatal accidente.

Al borde de la carretera que transcurre cercana al lugar de la desgracia, se puede ver una placa con los nombres de las víctimas del vuelo del Martin 4-0-4 "Gold".

restos avión wichita avion
Desde el aire, zona del accidente con los restos del avión de Wichita State Shockers en la actualidad.

¿Cómo llegar a la zona del accidente de avión?

Para llegar a la zona de la montaña en la que siguen los restos del avión estrellado, esta es una opción:

En coche, tomando la I-70, Grand Army of the Republic Hwy, en dirección a Loveland Ski School. Desde aquí se puede acceder a un aparcamiento de grava que conecta con un camino llamado FS-193.1.

Tras recorrer el camino FS-193.1 aproximadamente una milla (1,6 kilómetros) en dirección noreste se llega a una bifurcación (hay un pequeño recinto con chatarra). Desde la bifurcación, por el camino de la izquierda se comienza una empinada subida hasta el lugar de los hechos.

Cuidado, se necesita una buena forma física e ir bien preparado con calzado adecuado, comida y sobre todo agua.

Coordenadas del parking de grava y comienzo del camino FS-193.1: 39.68574, -105.88647.
Coordenadas exactas de la zona en la que se estrelló el avión y en la que se pueden ver aún los restos: 39.69328, -105.88257.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir