Gradas en las azoteas de Wrigley Field, en Chicago

El estadio Wrigley Field, en la ciudad de Chicago (Illinois, Estados Unidos) lleva siendo la casa del equipo de béisbol Chicago Cubs desde 1.916.

Se trata de uno de los estadios más antiguos del país. Sin embargo, lo que más llama la atención de este lugar es que, cuando hay partido, los tejados de los edificios vecinos se llenan de aficionados. Suena extraño, pero estos asientos en las azoteas tienen una gran demanda, a veces mayor que los asientos dentro del propio estadio.

Wrigley Rooftops

Wrigley Field, en el lado norte de Chicago, es uno de los estadios históricos de las Grandes Ligas de Béisbol. Se abrió por primera vez en 1.914 para un equipo de béisbol llamado Chicago Whales, pero desde 1.916 ha sido el hogar de los Chicago Cubs (Cachorros de Chicago). Wrigley Field se construyó en un terreno rodeado de edificios de apartamentos de varios pisos. Desde los tejados de estos edificios se puede tener una vista clara del terreno de juego, por lo que no era raro que los residentes invitaran a sus amigos cada vez que había un partido. En las azoteas se colocaban sillas plegables, se repartía cerveza fría y se encendían barbacoas. Con el tiempo, estas azoteas vecinas se convirtieron en lugares de reunión informales para los fanáticos que querían disfrutar de visitas gratuitas.

rooftop

Los tejados se convirtieron en un área popular para espectadores durante la «1929 World Series» y, nuevamente, durante la «1938 World Series». Fue durante el último torneo cuando algunos residentes emprendedores comenzaron a cobrar pequeñas tarifas de acceso a sus tejados. Sin embargo, no fueron más de unas pocas docenas de personas las que se sentaron en sillas de jardín y trajeron sus propios alimentos y bebidas.

No fue hasta la década de 1.980 cuando la práctica se transformó en un gran negocio.

Wrigley Field, Chicago

Durante las siguientes dos décadas, las empresas tomaron los antiguos edificios y los reconstruyeron en complejos de varios niveles. Los renovados apartamentos se convirtieron en áreas para comer con un increíble ambiente de bar deportivo, patios exteriores y televisores de pantalla plana. En los tejados, las sillas de césped dieron paso a las gradas de varios niveles.

Chicago: Wrigley Field - Left Field Rooftops on Waveland Ave

A finales de 1.984, cuando los Chicago Cubs jugaban contra San Diego, las entradas eran difíciles de conseguir y los tejados estaban llenos de espectadores. Las cámaras de televisión se movían continuamente hacia los tejados e incluso a los anunciantes les encantaron las vistas de estos informales apéndices. Todos adoraban las imágenes… todos excepto los Chicago Cubs.

Wrigley Rooftops

La administración de los Chicago Cubs vio que estos techos se levantaban como un acto análogo a la piratería. Al principio intentaron obstruir la vista del campo desde los tejados levantando grandes lonas. También se discutió la colocación de una valla sólida. Un problema similar preocupó a los Atléticos de Filadelfia en Shibe Park durante la década de 1.930, cuando los propietarios de edificios cercanos tenían una gran vista del campo desde las ventanas de sus habitaciones y tejados. Shibe Park más tarde erigiría una alta estructura de metal para bloquear las vistas. Tal opción fue considerada por los Chicago Cubs, pero no llevada a cabo. Finalmente, demandaron a los propietarios de las azoteas en 2.002. Un año después, se llegó a un acuerdo por el cual los propietarios de las azoteas pagarían a los Chicago Cubs el 17% de sus ingresos brutos durante los próximos 20 años. A cambio, los Chicago Cubs comenzarían a considerar «gradas oficiales» los asientos de las azoteas.

Wrigley Rooftops

Un período de auge siguió. Muchos propietarios de azoteas cercanas pidieron prestados millones de dólares para modernizar sus edificios y convertirlos en lo que el New York Times llamó «vessels of luxury». En 2.009, Thomas S. Ricketts, el actual propietario de los Chicago Cubs, se hizo con el equipo y se ofreció de inmediato a comprar todos los negocios de las azoteas. Los propietarios se resistieron, e incluso le demandaron por violar el contrato cuando Ricketts reveló planes para reformar el estadio con una expansión sustancial y un nuevo techo que obstruiría las vistas desde las azoteas.

Aerial photo of Wrigley Field

Más tarde vino la recesión. Dado que muchos propietarios de azoteas se apresuraron a realizar pagos de hipotecas multimillonarias contra la reducción de ingresos, la venta a Ricketts parecía una oferta particularmente atractiva. Uno por uno, los dueños cedieron. Hoy, la familia Ricketts posee 11 de los 16 tejados alrededor de Wrigley Field. Estos 16 edificios que rodean el estadio tienen capacidad para albergar 3.000 asientos. El estadio en sí tiene una capacidad de 42.000 espectadores.













Fecha de publicación: 6 abril, 2019

0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario