Pesca de bicicletas en los canales de Amsterdam

Amsterdam es la ciudad más amigable de la bicicleta en el mundo, con el 40% y el 60% de todos los viajes dentro de la ciudad hechos en este medio de transporte. Algunos estiman que hay entre 880.000 y 1.000.000 de bicicletas en sus calles. Amsterdam también cuenta con un montón de canales, 165, con una longitud total de 100 kilómetros aproximadamente. Inevitablemente, algunas de las bicicletas terminan “mojándose”. ¿Hemos dicho alguna? Mejor dicho, unas 15.000 al año. Así es como acaban muchas bicicletas, en lo más profundo de los canales de Ámsterdam cada año. De hecho, la pesca de bicicletas ofrece puestos de empleo a tiempo completo en la ciudad.

Waternet, la agencia responsable del mantenimiento de los canales, emplea una enorme garra hidráulica para sacar de los canales todas las bicicletas. La garra está conectado a una grúa que se encuentra en la parte delantera de una barcaza. La compañía ha estado recuperando bicicletas desde la década de 1.960, y hace esta tarea cada día del año.

Nadie tiene una respuesta clara de por qué los residentes de Ámsterdam tiran tantas bicicletas ea los canales, pero esta costumbre de tirar cosas al agua se remonta un largo camino. En los viejos tiempos, los canales se utilizaban como una alcantarilla abierta. No había ningún sistema de alcantarillado en Amsterdam, por lo que los canales eran como un vertedero para los habitantes de la ciudad.

En 1.860, Amsterdam empezó a ver agravado este problema, y comenzó la limpieza de los canales. Sin embargo, muchos habitantes de Ámsterdam, parece que aún no han perdido este hábito. Se cree que la mayoría de las bicicletas recuperadas de los canales fueron robadas o víctimas de vandalismo. La policía de Amsterdam estima que entre 50.000 y 80.000 bicicletas son robadas cada año, sin embargo, muy pocos robos de bicicletas se informan a la policía, porque piensan que no se va a hacer nada al respecto.

La mayoría de las bicicletas recuperadas del agua, terminan como chatarra, aunque no son lo único que la agencia responsable se encuentra entre las garras de metal enormes de la barcaza de limpieza. De vez en cuando. los trabajadores recuperan otros elementos, tales como neveras e incluso coches.

Entre 35 y 50 coches caen en los canales de Ámsterdam cada año. En la mayoría de los casos son el resultado de un accidente, pero a veces el vandalismo entra en juego. Amsterdam cuenta con un equipo de buceo especial del Cuerpo de Bomberos para recuperar coches cuando se informa de un accidente de este tipo.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario