El bosque de bambú de Kioto, Japón

Sombras de clorofila y un susurro del suave balanceo de los troncos de bambú caracterizan este peculiar bosque en Sagano Arashiyama, en las afueras de Kioto, Japón. Esta hermosa arboleda compone un paisaje natural, estético, tranquilo, exótico, de hierbas gigantes… un lugar fascinante de la cultura japonesa con un gran potencial como recurso verde.

Sagano Bamboo forest, Arashiyama, Kyoto

Rutas de senderismo atraviesan este bosque de bambú proporcionando una vista excelente y pintoresca de las gigantes hierbas verdes y el frondoso dosel. No es de extrañar que este bambú haya inspirado a artesanos japoneses durante siglos.

Bamboo forest 竹林の道_03

En los alrededores de este bosque se pueden encontrar varios talleres que fabrican cestas de bambú, vasos, palillos y otros muchos acesorios tan típicos de la vida cotidiana de los japoneses.

Bamboo forest, Kyoto.

La forma lineal del bambú se utiliza en japón para diseños de interiores, vallas, artes marciales e instrumentos musicales. En el siglo X, el bambú ya era una parte crucial de la cultura japonesa y se consideraba un “material incomparable”, sobre todo para la fabricación de flechas, lanzas y silbatos.

Arashiyama Bamboo Forest, Kyoto, Japan

El bambú es muy resistente y duradero, de hecho algunas investigaciones afirmaron que tiene una mayor resistencia a la tracción que muchas aleaciones de acero, una resistencia a la compresión superior a distintos hormigones, y, lo que es más increíble, no es digerible por las termitas.

Bamboo forest, Arashiyama - Japan

El bambú tienes una serie de nudos y sus fibras le dan una incomparable fuerza y flexibilidad. Algunas casas hechas de bambú han llegado a resistir terremotos de magnitud 9,0.

Bamboo Forest, Arashiyama Sagano Kyoto

Hay que saber que el bambú, un recurso renovable, también tiene la característica de ser la planta que más rápido crece en el mundo. Algunas de sus especies pueden llegar a crecer 4 pies (1,20 metros aproximadamente) en un período de 24 horas, además se regenera por completo después de ser cortado en un plazo de 6 meses, mientras que un árbol normal tardaría de 30 a 50 años.

Bamboo Forest of Arashiyama, Kyoto 京都嵐山の竹林

El bambú puede ser recosechado cada 3 años sin causar ningún efecto adverso sobre el medio ambiente y la salud de la planta se mejora con el corte periódico. En el promedio de vida de 500 años de una secuoya, una sola planta de bambú podría haber sido cosechada y vuelvo a crecer más de 150 veces.

Caminando por el bosque de bambú









0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario