Cabeza Olmeca del Ensanche de Vallecas, en Madrid

Una réplica exacta de una colosal cabeza olmeca se asienta sobre una pirámide dentro de una rotonda en el sureste de Madrid.

La cabeza gigante, encaramada sobre una pirámide escalonada precolombina, vigila a los conductores mientras giran alrededor de una rotonda del barrio de Ensanche de Vallecas, en Madrid, España. Esta extraña estructura, la cual podría parecer que debería estar detrás del cristal de un museo, suele estar rodeada por una corriente de coches.

Cabeza olmeca Madrid

La cabeza es en realidad una réplica exacta de una cabeza olmeca conocida como «cabeza colosal número 8», la cual fue tallada en algún momento entre los años 1.200 y 900 antes de Cristo.

Cabeza olmeca Vallecas

La cabeza original, también denominada «El Rey», se encuentra en el Museo de Antropología de Xalapa (Xalapa-Enriquez, Veracruz, México) y es una de las 17 colosales cabezas olmecas descubiertas en todo México.

Cabeza olmeca Ensanche de Vallecas

Las cabezas son una reliquia distintiva de la civilización olmeca, que una vez floreció en la antigua Mesoamérica. Los arqueólogos aún no tienen claro qué representan las gigantes cabezas de piedra o cómo se transportaron a lo largo de grandes distancias.

Cabeza olmeca pirámide

Las cabeza olmeca del Ensanche de Vallecas fue hecha en el año 2.005 por el escultor mexicano Ignacio Pérez Solano. Fue donada por el estado mexicano de Veracruz a Madrid en 2.007.

Cabeza olmeca

La réplica que se puede ver a día de hoy en la rotonda tiene el mismo tamaño y peso que la cabeza colosal sobre la que se modeló: 5,5 toneladas y 2,18 metros de altura. El escultor pasó unos tres meses trabajando para tallarla.










Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *