Camillas usadas de barandillas en Londres

Muchas urbanizaciones en todo Londres están rodeadas de barandillas de acero negro y malla con peculiares muescas alrededor de los bordes. Aunque a primera vista parecen ser un diseño arquitectónico peculiar, las muescas tienen un propósito, o más bien, lo tenían.

Estas barandillas de acero originalmente hicieron las funciones de camillas para cargar a los heridos durante la Segunda Guerra Mundial. Las curvas o las muescas que hay en los extremos son las patas sobre las que se colocaban las camillas en el suelo. Después de la guerra, muchas de estas camillas fueron reutilizadas para reemplazar las cercas que se perdieron en la guerra.

En los meses previos a la guerra en 1.939, el gobierno del Reino Unido produjo más de 600.000 camillas en plantas ubicadas en Hertfordshire y West Midlands. Las camillas tenían una estructura de acero que soportaba una malla de alambre. Se eligió como material el acero para que las camillas pudieran limpiarse y desinfectarse fácilmente contra gérmenes, suciedad y sangre.


Camillas siendo utilizadas en un ejercicio de entrenamiento de defensa civil en Camberwell en 1.940.

Las dos muescas en cada extremo de los postes permitieron que las camillas estuvieran apoyadas en el suelo, pero que aún pudieran levantarse rápida y fácilmente. Desafortunadamente, las camillas eran terriblemente incómodas y muchos voluntarios del Servicio de Defensa Civil, que fueron llevados en estas camillas, se quejaron de la dureza y la incomodidad.

Después de la guerra, el Reino Unido se quedó con un gran arsenal de camillas que debían ponerse en uso o reciclarse. Dio la casualidad de que muchas fincas en las ciudades británicas habían perdido su vallado perimetral, ya que estas se desmontaban y fundían para fabricar municiones, tanques y otras armas para la guerra. Entonces, alguien tuvo la brillante idea de soldar estas camillas y crear cercas gracias a ellas.


Víctima de un bombardeo siendo transportada en camilla durante la Segunda Guerra Mundial.

Estas llamadas “vallas de camilla” se pueden encontrar en muchas localidades de Londres como Peckham, Brixton o Deptford. Las estructuras metálicas también se usaron en otras ciudades como Leeds y también en Escocia, pero son más prominentes en el sur y el este de Londres.

Muchas de las camillas/barandillas supervivientes de hoy en día están en malas condiciones. Otras fueron eliminadas por las autoridades locales debido al aumento de la degradación. La recientemente creada Stretcher Railing Society cree que estas barandillas son una parte importante del patrimonio de Gran Bretaña y deben ser preservadas.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario