De campo de concentración a resort de lujo

¿Vivirías en un resort de lujo que una vez fue un campo de concentración?

Esa es la pregunta que enfurece a los familiares de los que fueron encerrados en un campo de concentración en medio del mar Adriático, cuando el gobierno aprobó un proyecto que podría transformar el sitio histórico de Montenegro en un complejo de lujo de alta gama.

La fortaleza de la isla Mamula fue construida en 1.853 por el general austro-húngaro Lazar Mamula, como parte de los planes de contingencia de su ejército para tratar de evitar que las naves enemigas entrasen en la bahía de Boka. Durante la Segunda Guerra Mundial, el líder fascista italiano Benito Mussolini, convirtió la fortaleza de Mamula en un campo de concentración. Alrededor de 2.000 presos fueron reunidos en la isla, de los cuales 80 fueron ejecutados y otros 50 murieron de hambre en las duras condiciones del campo.


Proyección del futuro resort.

A pesar de oscuro pasado del lugar, el Parlamento de Montenegro aprobó un proyecto de la empresa suiza-egipcia Orascom, la cual construirá un centro turístico con restaurantes, spa y centros nocturnos en la abandonada isla.

La decisión tiene a los familiares de los antiguos presos de la isla indignados.

Olivera Doklestic, cuyo abuelo, padre y tío fueron encarcelados en la fortaleza de Mamula, dijo que “para construir un hotel de lujo dedicado al entretenimiento en este lugar donde tantas personas murieron y sufrieron es un claro ejemplo de la falta de seriedad hacia la historia“. Añadió que la fortaleza debe ser renovada y abierta a los visitantes como un lugar histórico, no como un hotel.

“Ningún campo de concentración en el mundo se ha transformado en un hotel”, añadió.


Piscinas y palmeras: una visualización del complejo de lujo que se construirá en la isla de Mamula.

El gobierno de Montenegro defendió su decisión, argumentando que el proyecto impulsará la economía local. “Estábamos frente a dos opciones: dejar el sitio caer en la ruina o encontrar inversores que estuviesen dispuestos a restaurarlo y hacerlo accesible a los visitantes“, dijo Olivera Brajovic, jefe de dirección nacional de Montenegro para el desarrollo turístico.

Los desarrolladores emitieron un comunicado diciendo que “el proyecto va a ser comprensivo con la arquitectura local y preservará completamente el valor histórico de la isla”. La empresa también se comprometió a construir una sala en memoria de las víctimas.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario