Los cantos inspiradores de Dogtown

La antigua comunidad de Dogtown, en Cape Ann, Massachusetts, fue el hogar de respetables ciudadanos. Fue constituida en la mitad del siglo XVII por varias familias acomodadas de agricultores, comerciantes y marineros, los cuales se alejaban de la costa para evitar los ataques de los piratas. En ese momento, la comunidad se llamó “Commons Settlement”, y estaba directamente conectada por carretera a todas las comunidades de la costa de Cape Ann. El asentamiento se convirtió en un próspero centro y en un éxito de la agricultura y el transporte. En su auge, alrededor de un centenar de familias vivieron aquí.

Después de la derrota de los británicos en la guerra de 1.812, las amenazas del mar disminuyeron, y muchas familias exitosas volvieron de nuevo a la costa. La próspera comunidad se llenó entonces de vagabundos, soldados y viudas de marineros. Para su protección y compañía, dichas mujeres tenían grandes perros, lo que dio lugar al apodo de “Dogtown” (ciudad de perros). Durante los años crepusculares de Dogtown, la aldea atrajo a unos excéntricos habitantes, muchos de los cuales eran sospechosos de practicar la brujería.

El millonario Roger Babson fue uno de esos habitantes, más conocido por haber fundado el Babson College en Massachusetts, y quien se interesó en Dogtown porque era donde vivían sus antepasados. Aparte de ser un conocido empresario, Babson también fue un naturalista y un historiador. Orgulloso de su herencia, Babson comenzó a documentar la historia de Dogtown. Fue período de depresión, y Babson pensó que inscribiendo mensajes inspiradores en cantos rodados, podría levantar el ánimo de las personas que allí residían. Así, Babson contrató a varios canteros parados y les encargó tallar alrededor de tres docenas de cantos rodados en Dogtown. Se tallaron mensajes tales como “ayuda a tu madre”, “llega a tiempo”, “consigue un puesto de trabajo”, “mantente alejado de deudas”, “la prosperidad sigue”, “usa la cabeza”… y palabras individualmente como “coraje”, “lealtad”, “integridad”, “fuerza”…

Inicialmente, la familia no apoyó a Babson en relación a su proyecto, pero a él no le importó.

“Mi familia dice que estoy desfigurando los cantos, y es una deshonra”, escribió Roger Babson en su autobiografía. “Pero el trabajo me da mucha satisfacción, el aire fresco, el ejercicio y el sol”, dijo, y agregó que todo lo que estaba tratando de hacer era escribir un libro con las palabras talladas en la piedra en lugar de hacerlo en papel impreso.

Babson escribió cerca de 50 libros sobre diversos temas, los cuales cubrían temas de negocios, educación, salud, industria, política, religión, condiciones sociales, viajes… Ahora, existe una ruta de senderismo y bicicleta llamada “Babson Boulder Trail”, en la que se pueden ver todas las inscripciones talladas en las rocas.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario