Capilla del Arca de la Alianza, en Etiopía

Hecho aún más famoso por Indiana Jones, el “arca perdida” ha sido durante mucho tiempo uno de los grandes misterios de la antigüedad. El bíblico “Arca de la Alianza” desapareció misteriosamente de Jerusalén en algún momento antes de Cristo. Sin embargo, los etíopes y algunos occidentales dicen que saben exactamente dónde está: consagrada en una capilla en Axum, Etiopía.

The Chapel Of The Tablet, Axum, Ethiopia

Historia de la capilla del arca de la alianza


El arca de la alianza era un baúl de gran valor sagrado que contenía las tablas de los Diez Mandamientos que se recibieron de Dios por medio de Moisés en el Sinaí. Según la Biblia, el arca estaba hecho de madera de acacia y se encontraba recubierto de oro. Medía 1,15 metros de largo, 0,7 de ancho y 0,7 también de alto. Era transportado sobre dos largas barras, también de madera de acacia, revestidas de oro. El arca estaba guardado por querubines que “tenían extendidas las alas sobre el lugar del arca” (1 Reyes 8:7).

Ark of the Covenant

El relato bíblico dice que los israelitas llevaban el Arca de la Alianza con ellos dondequiera que fueran, y que contenía un gran poder divino que resultó fatal para muchos. Cuando el templo de Jerusalén fue construido, el Arca fue consagrado allí, en el Santo de los Santos, y sólo visto por el Sumo Sacerdote.

En algún momento el arca desapareció de Jerusalén. El misterio de lo que se convirtió el importante y sagrado artefacto, continúa fascinando a arqueólogos, historiadores y creyentes por igual. No hay escasez de teorías en cuanto a su destino y ubicación actual, que incluyen un túnel de Jerusalén o la cima del monte Nebo en Jordania.

Para los cristianos etíopes y los judíos, la ubicación del Arca de la Alianza no es un misterio. De acuerdo con las crónicas reales etíopes, el Arca desapareció de Jerusalén mucho antes de lo que generalmente se piensa – en los días del rey Salomón – y fue llevado a Etiopía de la mano de Menelik I, hijo del rey Salomón y de la reina de Saba.

Speyer, Holzmarkt, Dreifaltigkeitskirche, Deckengemälde der Bundeslade (Trinity Church, ceiling painting of the Ark of the Covenant)

A continuación el Arca estaría a salvo en Etiopía durante los milenios, cuidadosamente escondido durante las guerras. Hoy en día, y según la tradición, el arca está consagrado en una tesorería especial junto a la Iglesia de Santa María de Sión en Axum, Etiopía.

Esta teoría se popularizó fuera de Etiopía a través de un libro de 1.990 del periodista británico Graham Hancock titulado “El signo y el sello: la búsqueda de la perdida Arca de la Alianza”. Hancock sostiene que después de que el arca fuera llevado a Etiopía por Menelik, se mantuvo allí durante 800 años por una secta judaica. Luego fue capturado por los caballeros templarios, que pensaban que era el Santo Grial. Los caballeros se convirtieron en judíos y posteriormente guardaron el arca en una gran iglesia.

Otros varios estudios han explorado la posibilidad de que el arca perdida estuviese realmente en Etiopía, llegando a diversas conclusiones. En “La búsqueda del Arca de la Alianza”, Stuart Munro-Hay argumenta que el santuario de Axum contiene un altar de piedra que probablemente se levantó hace mucho tiempo como una réplica de las tablas de piedra de Moisés.

La teoría de Munro-Hay es una variación de lo que parece ser el consenso más común entre los estudiosos: hay algo antiguo y sagrado consagrado en Axum, pero probablemente no es el Arca de la Alianza.

El Arca de la Alianza habría sido consagrado por la Iglesia Vieja de Santa María de Sión en Axum, una iglesia construida especialmente para este propósito por el emperador Haile Selassie en la década de 1.960.

¿Qué se puede ver en la Capilla del Arca de la Alianza?


El Arca de la Alianza en Axum no puede ser visto por nadie más que no sea el Sumo Sacerdote, un monje anciano y sobre todo santo, que se encarga de su cuidado y preservación. Él no puede salir del pequeño patio que rodea la capilla, y se espera que se nombre a un sucesor en su lecho de muerte.

Chapel of the Ark of the Covenant, Axum (2)

Los autores de los libros anteriormente mencionados, no tuvieron éxito en sus intentos de obtener acceso a la reliquia. De hecho, no se permitió ni siquiera verlo al presidente de Etiopía. Según la tradición, el arca se mostraba en procesión una vez al año, pero debido a las guerras y diferentes tensiones en la zona, queda bloqueado en su santuario a tiempo completo.

Axum, Ethiopia, religious, ceremony, "Ark of the Covenant"

Un explorador británico afirmó que esas restricciones son para su propia seguridad, ya que “si me acercaba al arca sería castigado – la teoría es que se convertiría en invisible y desataría sobre mí una maldición – llegando a la muerte en el acto, probablemente incinerado”.

Lo que cualquier visitante puede ver en este edificio donde se “guarda el arca”, es una capilla reliquia que contiene tesoros como puedan ser coronas de los reyes etíopes o cruces procesionales de plata.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario