Dunmore Pineapple, la casa piña de Escocia

Los marineros de la expedición de Colón, en su segundo viaje al Caribe (1493), fueron los primeros europeos en informar sobre las delicias de la piña, la cual se dice que se encontró servida junto con ollas de carne humana cocida. Las informaciones sobre aquella «fruta exótica» se recibieron con entusiasmo en Europa, donde comenzó casi de inmediato la demanda y los intentos de cultivar piñas.

Se necesitaron importantes avances tanto en horticultura como en arquitectura, así como casi dos siglos de esfuerzos para hacer realidad el sueño del cultivo de piñas. Aquella fruta de forma «extraña» se llegó a mostrar en una pintura formal, en la que Carlos II de Inglaterra recibía como regalo una piña.

Y es que la piña cobró vida propia, convirtiéndose en un símbolo popular de riqueza y hospitalidad, apareciendo en motivos artísticos y arquitectónicos.

Casa piña
Dunmore Pineapple en Dunmore Park, Escocia.

John Murray, el cuarto conde de Dunmore, y también conocido como Lord Dunmore, dejó su hogar ancestral en Escocia por las tierras salvajes de la Colonia de Virginia justo en la cúspide de la Revolución Americana, donde se hizo conocido principalmente por su falta de habilidad diplomática. Regresó a Escocia en julio de 1776 como el último gobernador inglés de Virginia.

Los marineros que regresaban en aquella época, a menudo portaban y exhibían una piña en sus hogares como prueba exótica de viajes lejanos para anunciar su regreso del extranjero. Y Lord Dunmore no fue una excepción… aunque eso sí, él lo hizo a lo grande.

En un edificio de Dunmore, construido en 1761 y utilizado originalmente como invernadero de jardín y casa de verano, John Murray mandó coronar la construcción con una piña gigante en el año 1777.

Esta fue la manera de Lord Dunmore de anunciar su regreso a Escocia.

Dunmore Pineapple

De estilo tan excéntrico, la piña es en realidad un ejemplo excepcional de trabajo de albañilería fina, lleno de detalles artísticos y méritos técnicos.

El «edificio de la piña» (conocido como Dunmore Pineapple) sirvió como invernadero en el que se cultivaron estas frutas exóticas y otra flora.

The Pineapple close up

Dentro de las paredes de ladrillo que se ramifican desde la entrada, había una serie de tuberías que se usaban para llevar agua caliente para mantener la temperatura adecuada necesaria. Diversas urnas en la parte superior de la pared sirvieron como salidas de aire.

Dunmore Pineapple

La propiedad fue restaurada por la asociación National Trust for Scotland a partir de 1973 y, contra todo pronóstico, se abrió al público como alquiler vacacional.

Dunmore Pineapple

La zona de Dunmore Park, donde se ubica la piña, no ofrece demasiadas comodidades. Es popular entre los paseadores de perros y las personas que aprovechan los enormes terrenos para hacer picnics.

Hay un estacionamiento en el sitio, así como varios senderos para caminar por las inmediaciones de la casa piña. Igualmente, a escasos metros se puede encontrar una mansión abandonada conocida como Dunmore Park House.










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *