Las casas pintadas de los Ndebeles

Los Ndebeles son un grupo étnico africano que vive en Sudáfrica y Zimbabue, conocido por su talento artístico, especialmente en relación a sus casas pintadas de múltiples colores.

No se sabe mucho acerca de estas personas, excepto que se originaron a partir de las tribus más grandes de Nguni, las que constituyeron casi dos tercios de la población negra de Sudáfrica. Se cree que los Ndebeles viajaron desde Natal hasta la región de Transvaal, estableciéndose cerca de Pretoria en el siglo XVI. La rivalidad entre las familias provocó que un grupo de Ndebeles se fueran más al norte, a Zimbabue, mientras otros quedaron en África del Sur, donde desarrollan abstractos esquemas para pintar sus casas, que a día de hoy son reconocidos a nivel mundial.

El pueblo Ndebele se componía de formidables guerreros, aunque según algunas fuentes, sufrieron una horrible derrota contra los colonos de habla holandesa, los Boers, justo antes del inicio del siglo XX. Forzados a una vida de opresión, el pueblo Ndebele comenzó a utilizar símbolos expresivos para comunicarse entre sí. Fueron estas pinturas las que se convirtieron en una expresión tanto de la resistencia cultural, como de la continuidad del pueblo.

Las pinturas murales eran realizadas siempre por las mujeres, y esta tradición y estilo se transmitía de generación en generación por las madres. Una casa bien pintada indicaba que la mujer de la familia era una buena esposa y madre.

Los diseños con los que se pintaron las casas, tanto exteriores como interiores, se obtuvieron a partir de viejas formas, patrones y abalorios del grupo étnico. En las paredes de las casas se puede ver el resultado que las madres obtuvieron tras pintar con sus dedos con pigmentos naturales. Ocres, marrones, negros y cal de piedra caliza fueron los tonos iniciales.

Los diseños de las paredes de los Ndebeles han evolucionado a lo largo de los años, aumentando la influencia externa. Un claro ejemplo es que en el exterior de una de sus casas se encuentra pintado un logotipo de la marca BMW (ver imagen). Sin embargo también se pueden encontrar todavía líneas de hollín tradicionales o lechada de cal de piedra caliza.

Uno de los mejores lugares para contemplar estas casas es Mapoch, a unos 40 kilómetros a las afueras de Pretoria. Otro pueblo Ndebele que merece la pena ser visitado es Mpumalanga, situado en el este de África del Sur, bordeando Swazilandia y Mozambique.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario