Las “casas rosquilla” de Moscú

A principios de los años 70, el arquitecto ruso Evgeny Stamo y el ingeniero Alexander Markelov idearon una inusual casa en la capital de Rusia, Moscú. La casa iba a tener la forma de un anillo, de unos 150 metros de ancho y encerraría un gran patio interior con patios de recreo y espacios verdes.

El edificio tendría más de 900 apartamentos y todos los servicios e instalaciones necesarios, incluyendo tiendas, farmacia, lavandería, estudios, oficinas de correos, etc. Cuando se completó en 1.972, las autoridades quedaron gratamente impresionadas por tan majestuosa construcción.

En aquel momento, los Juegos Olímpicos de Verano de 1.980, que iban a ser acogidos por la Unión Soviética, se acercaban, y la ciudad decidió construir cinco casas similares en forma de anillo para simbolizar el evento. Sin embargo, en el momento en el que se construyó la segunda casa en 1.979, en la calle Dovzhenko, el proyecto quedó paralizado. La Unión Soviética estaba al borde de un colapso económico y los edificios eran demasiados caros como para garantizar su mantenimiento.

Además, la ubicación propuesta de los edificios era demasiado distante una de otra como para proporcionar cualquier asociación significativa con los cinco anillos olímpicos. Incluso si lo hiciera, un peatón nunca podría ver los anillos desde el nivel de la calle o apreciar la composición.

Hoy en día, ambos edificios siguen siendo utilizados como apartamentos. Cada edificio tiene nueve pisos y más de veinte entradas. Algunos dicen que encontrar la entrada correcta y localizar el apartamento correcto es extremadamente difícil.

Los lugareños llaman afectuosamente a estas construcciones “casas bagel” o “casas rosquilla“.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario