Castel del Monte en Andria, Italia

En lo alto de una pequeña colina con vistas a la comuna de Andria, en la región italiana de Apulia, se encuentra uno de los más extraños castillos. Esta ciudadela del siglo XIII, conocida como Castel del Monte, es de forma octogonal, con una torre octogonal en cada una de sus esquinas. Su diseño geométrico fue muy singular en el momento en el que se erigió.

El castillo fue construido en el año 1.240 por el emperador romano Federico II, pero nadie sabe por qué. No fue construido para defender nada, ya que no tiene ni foso ni puente levadizo. Algunos trabajos arqueológicos sugieren que el Castel del Monte podría haber sido originalmente parte de un muro, mientras que hay quienes afirman que no fue más que un pabellón de caza.

Cuando fue construido, Castel del Monte no estaba tan aislado como parece hoy en día. La región en la que se encuentra fue muy conocida por su fertilidad, con un abundante suministro de agua y exuberante vegetación. Había también un monasterio cerca, el monasterio de Santa María del Monte, del cual el castillo parece tomar su nombre.

Solo hay un documento de la época de Federico II que habla de la construcción de Castel del Monte. En el documento, que data del año 1.240, el emperador ordenó al gobernador de Capitanata terminar algunas obras sobre el castillo. La naturaleza del trabajo no estaba clara. Además, no hay ningún documento que mencione a Federico II utilizando alguna vez el castillo. Por el contrario, hay evidencias de que el castillo llegó a ser utilizado durante un tiempo como prisión en el año 1.246. Eventualmente, se convirtió en un refugio durante una plaga.

La singular forma octogonal del castillo ha sido objeto de debate entre los estudiosos. Federico II fue responsable de la construcción de muchos castillos en Apulia. Ninguno, aparte de Castel del Monte, tuvo forma octogonal. Algunos historiadores sugieren que el octógono es un símbolo intermedio entre un cuadrado (que representa la tierra) y un círculo (que representa el cielo). Federico II pudo haber sido inspirado a construir en esta forma por la Cúpula de la Roca en Jerusalén, que había visto durante la Sexta Cruzada, o por la Capilla del Palacio de la Catedral de Aquisgrán.

Décadas atrás, Castel del Monte fue lujosamente decorado con suelos y columnas de mármol, además de mosaicos, pinturas y tapices. Lamentablemente, aquella rica decoración fue sustraída por vándalos en el siglo XVIII.

En la década de 1.990, el castillo fue añadido a la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, citándole como “una obra maestra única de la arquitectura medieval”.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario