Castel Meur, una casa entre rocas

Castel Meur, también conocido como “La Maison du Gouffre” o simplemente como “la casa entre rocas” es una encantadora casa de campo situada entre dos enormes rocas dentadas que han estado atrayendo turistas a la pequeña aldea de Plougrescant, ubicada en el departamento de Côtes- d’Armor, en Francia, desde el siglo XIX.

El lugar no cuenta con muchas montañas ni promontorios rocosos, por lo que el dueño construyó la casa entre las rocas para protegerse de las violentas tormentas que frecuentan este lugar.



La pequeña casa se levantó en el año 1.861
, en aquellos momentos en los que no existían los permisos de construcción y en los que cualquiera podía construir a su antojo. Tras la muerte del dueño original de la particular vivienda, Castel Meur sirvió como segundo hogar de sus descendientes, quienes residieron aquí de forma esporádica. La actual ocupante, la nieta del primer dueño de la casa, lleva viviendo aquí desde el año 2.004, tras vender su negocio en América y regresar a su tierra natal.

Años atrás se podía caminar hasta la casa, pero cuando algunos turistas japoneses subieron hasta la azotea y causaron daños, el propietario decidió levantar un muro alrededor de la propiedad para prohibir el acceso al edificio.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario