6 julio, 2022

Visita al castillo de Bran, en Rumanía

Desde prácticamente cualquier punto de Bran, en Rumanía, las formidables torres del castillo de mismo nombre son visibles por encima de las copas de los árboles. Este es uno de los sitios turísticos más populares de Rumania, ampliamente conocido como el «Castillo de Drácula«.

El castillo de Bran debe su fama a la imaginación del escritor Bram Stoker, quien glorificó el nombre del gobernante de Valaquia en todo el mundo, declarándole un vampiro inmortal. La fortaleza y sus alrededores corresponden completamente a la descripción de la residencia principesca de la famosa novela «Drácula».

El mito, la brujería y el misterio cobran vida entre los muros del castillo de Bran.

Introducción al castillo de Bran


castillo dracula
Castillo de Bran.

El castillo fue construido a principios del siglo XIII en la antigua ruta comercial de la Transilvania húngara a la entonces capital de Valaquia, Tărgovište, para cobrar los derechos de aduana y protegerse de los ladrones. Los tiempos fueron turbulentos. La fortificación fue propiedad alternativamente de húngaros, valacos y turcos.

La colina rocosa sobre la que se asienta el castillo está repleta de profundas mazmorras, donde los cautivos languidecieron durante años. Además, se dice que el gobernante de Valaquia, enviado a los otomanos como rehén, pasó varias noches en una de las casamatas del castillo de Bran.

Qué ver


En la puerta del castillo de Bran hay una cruz de piedra con una serpiente tallada enroscada en un anillo. Este es un símbolo de la orden caballeresca del Dragón, establecida en el Sacro Imperio Romano Germánico para contrarrestar la expansión musulmana. Su integrante fue Vlad Dracul (Vlad el Dragón), el padre del mismísimo Vlad Țepeș (Vlad el Empalador, Drácula).

pozo castillo
Patio del castillo de Bran, con el pozo en la parte izquierda de la imagen.

En un pequeño patio del castillo se cavó un pozo profundo con una corona de piedra blanca, decorada con bajorrelieves. Los guías aseguran que esta es la única entrada a las misteriosas mazmorras. Los turistas siempre miran hacia abajo, tratando de ver el agujero secreto allí escondido.

El interior del castillo está conectado en un intrincado laberinto de habitaciones, escaleras y pasadizos secretos. Mesas, sillas y camas talladas, armaduras, armas, vajillas… se exhiben en los interiores, a la vez que candelabros forjados cuelgan del techo. Las estufas están revestidas con increíbles azulejos.

silla tortura
Silla expuesta en la sala de los objetos de tortura, en el castillo de Bran.

Por otro lado, gran cantidad de instrumentos de tortura se recogen en una sala especial, entre ellos una terrible silla con púas afiladas en el asiento, en el respaldo y en los reposabrazos.

castillo bran
Vista aérea del castillo de Bran, en Rumanía.

El castillo de Bran es sin duda un lugar interesante, pero su conexión con Vlad el Empalador no es más que una leyenda publicitada. Sin embargo, en Rumanía sí que existe el «auténtico castillo de Drácula«, el castillo de Poenari, pero está en ruinas y se encuentra alejado de las rutas turísticas tradicionales.

Recorriendo el castillo de Bran


Información práctica del castillo de Bran


Dirección: Strada General Traian Moșoiu 24, Bran 507025, Rumanía.

Cómo llegar: en coche desde Bucarest por la autopista E60 a través de Ploiești y Râșnov; distancia 170 kilómetros, tiempo de viaje 2,5 horas aproximadamente. Desde Brasov por la carretera E574; 29 kilómetros, 25 minutos.

Horario de apertura: de abril a septiembre de martes a domingo de 9:00 a 18:00, los lunes de 12:00 a 18:00; de octubre a marzo de martes a domingo de 9:00 a 16:00, los lunes de 12:00 a 16:00.

Precio de la entrada para adultos 45 RON, para jubilados 35 RON, para estudiantes 25 RON, para niños 10 RON.
**Los precios y horarios podrían variar según las condiciones.






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.