Castillo de Hochosterwitz, 14 puertas de una fortaleza sobre la roca en Austria

El Castillo de Hochosterwitz es uno de los castillos más imponentes de Austria y se encuentra en la región de Carintia, en el sur del país.

Esta fortaleza, construida en una colina de roca caliza a una altura de 172 metros, ofrece vistas impresionantes del paisaje circundante.

Hochosterwitz
Vista aérea del castillo de Hochosterwitz en Austria.

El castillo se ha mantenido en perfecto estado durante siglos y ha sido renovado varias veces, lo que le convierte en uno de los principales atractivos turísticos de la zona.

Historia

El Castillo de Hochosterwitz se construyó a finales del siglo IX, cuando el territorio sobre el que se alza pertenecía al antiguo ducado eslavo de Carantania (nombre del que derivó la actual Carintia) y fue propiedad de varias familias nobles.

Existe una mención escrita sobre una primitiva construcción en la rocosa colina ya en el año 860.

Familia Osterwitz

La gran fortaleza de Hochosterwitz fue propiedad de la familia Osterwitz durante varias generaciones.

El penúltimo miembro de los Osterwitz, George, murió encarcelado en el año 1476 tras haber sido secuestrado durante una rebelión turca. El castillo debería haber pasado a manos de su heredero, Hans de Osterwitz. Sin embargo, no corrían buenos tiempos para Hans, quien tenía una enorme deuda pendiente con el emperador de Habsburgo, Federico III.

Hans decidió ceder la propiedad del castillo de Hochosterwitz al propio Federico III para saldar la deuda.

Así es como los Osterwitz se desligaron del castillo familiar.

El objetivo de levantar una fortaleza en la cima de un acantilado no fue otro que el de controlar los terrenos circundantes y poder estar protegidos ante un posible ataque enemigo.

Familia Khevenhüller

A finales del siglo XVI el castillo fue comprado por Georg von Khevenhüller y, tras numerosos ataques turcos y a pesar de su buena ubicación, la fortaleza sufrió algunos daños.

Por suerte, el castillo fue remodelado y se añadieron nuevas características, como imponentes torres y muros de defensa más fuertes.

El castillo fue adquirido en 1571 por la familia Khevenhüller, quienes hicieron de él un importante bastión defensivo. El castillo de Hochosterwitz se mantuvo en manos de la familia Khevenhüller durante casi 400 años de forma ininterrumpida.

Con el estallido de la Primera Guerra Mundial, el castillo de Hochosterwitz sirvió como hospital militar y, posteriormente, fue confiscado por el gobierno austríaco. En 1920, fue devuelto a los Khevenhüller, quienes siguen siendo los propietarios de la fortaleza hoy en día.

Qué ver en el castillo

El Castillo de Hochosterwitz es una de las fortalezas más grandes y mejor conservadas de Europa.

castillo Hochosterwitz interior
Exposición en el interior del castillo de Hochosterwitz.

Sus 14 puertas y 60 rampas, construidas en la reforma y ampliación de la familia Khevenhüller a finales del siglo XVI, hacen que este lugar sea realmente fascinante para visitar.

Por cierto, durante la ampliación de los Khevenhüller, también se creó un impresionante armería que se puede contemplar en la actualidad.

Hochosterwitz
En esta imagen del castillo de Hochosterwitz se puede observar la capilla en la parte derecha.

El castillo cuenta con dos amplios patios, el exterior y el interior, un palacio residencial central, una capilla y numerosas dependencias, de las cuales la más destacable es una cisterna de 20 metros excavada en la roca para recoger agua.

Puertas

El castillo de Hochosterwitz cuenta con 14 puertas. Cada una de ellas fue diseñada con distintas características para hacer caer al enemigo en caso de tratar de superarlas.

Entre las puertas dignas de mención, aunque todas son realmente impresionantes, está la de Fenrich, con imágenes de las banderas de Carintia y la familia de los propietarios del castillo.

puertas castillo Hochosterwitz
14 puertas conducen hasta el edificio principal del castillo de Hochosterwitz. Se dice que ningún ataque enemigo consiguió sobrepasar la cuarta puerta.

Aunque, quizás, lo impactante de algunas de las puertas sea ver qué hay detrás de ellas. Por ejemplo, tras la Puerta de la Guardia hay multitud de rocas que se acumulaban para lanzar a los invasores que pretendían asaltar el castillo.

Por otro lado, en la puerta de Khevenhüller se encuentra la figura del fundador del castillo vestido con armadura.

Además de las puertas, la entrada a la fortaleza estaba controlada por cinco puentes levadizos.

Información práctica

Hochosterwitz elevador
Elevador del castillo de Hochosterwitz.

Dirección del Castillo de Hochosterwitz: Hochosterwitz 1, 9314 Launsdorf, Austria

Horario de apertura: de mayo a septiembre - de 9:00 a 18:00; de octubre a abril - de 10:00 a 15:30.
Precio de la entrada: 17€ entrada general. Desde los pies del acantilado hasta el castillo se puede subir a pie o en ascensor. Precio de entrada al castillo más elevador: 27€.

Entradas relacionadas

Subir