If, el castillo del conde de Montecristo en Marsella

La imperiosa isla que vemos hoy y que se sitúa no muy lejos del extremo sur de la parte continental de Francia, a 2 kilómetros del puerto de Marsella, es completamente absorbida por un intrincado complejo de fortalezas.

Y es que en esta histórica prisión isleña se encuentra la mazmorra de la que escapó el conde de Montecristo (a pesar de ser una obra de ficción).

Características del castillo de If


Castillo de If

El castillo de If (Chateau d’If) se hizo mundialmente famoso por ser representado en el clásico literario “El Conde de Montecristo”. Y aunque se trata de una obra fantástica, el fuerte ha conservado su popular historia hasta nuestros días.

Prisión de If

Construida a mediados de los años 1.500 en la pequeña isla de If, ​​la fortaleza originalmente estaba destinada a servir como una estación de defensa costera. El castillo fue levantado con un coste bastante bajo, de una manera bastante descuidada y conservando una textura áspera en las paredes exteriores. Varias plataformas para cañones se construyen en las paredes y, a día de hoy, son una de las características principales de If. A lo largo de la historia el castillo no tuvo que sufrir ningún ataque enemigo, por lo que sobrevivió en un estado prácticamente intacto, siendo deteriorado únicamente por el paso incontrolable del tiempo.

Château d'If - Marseille

En la década de 1.800, el complejo, siendo inútil en cuanto a funciones de fortaleza defensiva se refiere, se convirtió en una prisión. Se utilizó su estatus de isla como el principal medio de protección antes posibles fugas. Durante aquellos tiempos, varios presos, desde asesinos hasta presos políticos, fueron encarcelados. En el interior de la prisión, las condiciones variaron bastante, habiendo celdas con superpoblación para las clases sociales más bajas, hasta pequeños departamentos equipados con chimeneas para prisioneros adinerados. La prisión obtuvo cierta fama debido a su posición única, pero pasó a la historia cuando el autor Alexandre Dumas la usó como el lugar en el que su famoso conde de Montecristo pasaría varios años antes de huir.

Prision de If

Al final, la prisión cesó su actividad y la fortaleza abrió al público en 1.890. En la actualidad, además de la gran cantidad de marcas primitivas grabadas en ladrillos por prisioneros reales, una de las celdas fue designada como el lugar “oficial” de encarcelamiento del conde, a pesar del hecho de que esta persona nunca existió. Hoy en día, una visita al castillo de If es una de las formas más populares de pasar el tiempo en la bahía Marsella.

Historia de la isla


Château d'If

If es una isla muy pequeña, de solo tres hectáreas, y la fortaleza que vemos a día de hoy es la fortaleza original. El rey Francisco I visitó la isla en 1.516 y se dio cuenta de que este sería un lugar perfecto para construir un fuerte que protegiese a Marsella de posibles ataques. Así, la construcción comenzó en 1.524 y terminó en 1.531. El castillo de If consta de tres pisos, construidos en forma de cuadrado (28 metros de lado) y protegidos por torres con cubiertas para arqueros.

Castillo en Marsella

El castillo de If es realmente impresionante y podría actuar como elemento disuasorio, sin embargo, nunca tuvo que desempeñar un papel en la defensa de Marsella ante un ataque militar, lo que tuvo un efecto positivo en el estado del fuerte. Se dice que el castillo no fue bien diseñado: se construyó con muchos errores y, con una alta probabilidad, habría caído en el primer ataque.

054_0382P_FRANCE_MARSEILLE

En el siglo XIX, quedó claro que la fortaleza no desempeñaba ningún papel en la defensa de Marsella. Por el contrario, era el lugar perfecto para usar como prisión, principalmente porque es una isla de la que es difícil escapar. Las rápidas corrientes fluyen en las aguas circundantes, sirviendo como elemento disuasorio, muy parecido a la prisión de la isla de Alcatraz en San Francisco.

Château d'If

Durante el siglo XIX hasta el cierre de la prisión en 1.890, hubo miles de presos políticos. De acuerdo con los tiempos, los prisioneros más pobres se encontraban en peores condiciones, en mazmorras en el piso inferior, atestadas de gente, hambre y enfermedades, mientras que los prisioneros más ricos podían pagar por mejores “habitaciones” en los pisos superiores, con chimeneas y cómodas camas. Aquí se encarcelaron 3.500 protestantes franceses, así como varios presos políticos. Napoleón también mantuvo el cuerpo sin vida del republicano Jean Baptiste Kléber en el castillo durante 18 años tras su asesinato en El Cairo, ya que temía que el funeral de Kléber socavara su propio poder.

Marseille-Iles du Château d'If et Frioul

Como decíamos anteriormente, el castillo de If es mejor conocido por su papel literario en el clásico de Dumas “El Conde de Montecristo”. La novela se publicó en la década de 1.840 e inmediatamente se convirtió en un éxito de ventas. Cuenta la historia de un joven francés, Edmundo Dantès, que se va a casar con su verdadero amor y que vivirá feliz para siempre. Sin embargo sería traicionado y encarcelado (en el castillo de If) durante 14 años antes de escapar con audacia. Posteriormente Edmond va en busca de tesoros de los que escuchó hablar en la cárcel y se venga de los delincuentes de los que se rodeó. Este es todavía un libro extremadamente popular.













Fecha de publicación: 15 marzo, 2019

0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario