Kingfisher, un castillo en miniatura en Nueva York

Asentado en medio del histórico distrito de Glimmerglass en el lago Otsego (en Cooperstown, Nueva York, Estados Unidos), se encuentra un pequeño castillo construido por el fundador de «Singer Sewing Machine Company».

Elevándose desde el borde del lago, la Kingfisher (Torre del Martín pescador) fue construida por Edward S. Clarke alrededor del año 1.876 con la intención de hacer que el lago en el que se encuentra fuese más estéticamente agradable para el público. Construido en el estilo del renacimiento gótico, la locura de Clarke mide 60 pies (18 metros) de altura y fue diseñada en conjunto con el arquitecto estadounidense Henry J. Hardenbergh Esq., con quien Clarke y el cofundador de Singer Sewing Machine, Isaac Meritt Singer, habían trabajado anteriormente para crear «The Dakota» en Nueva York.

King Fisher Tower -Joe 1

El castillo fue construido de piedra de las orillas del lago Otsego y en sus primeros días contaba con un puente levadizo hecho de roble macizo. Aunque esta característica se ha perdido a lo largo del tiempo, el resto de la torre Kingfisher permanece como siempre. Su reducida base apenas tiene 6 metros cuadrados de superficie, y el suelo parece flotar sobre el propio lago. Tres metros más arriba se encuentra la primera plataforma de la torre, desde la cual se eleva un techo más pequeño en forma de pirámide con una ventana a cada lado. En todo el castillo, las ventanas están decoradas con vidrieras con un escudo heráldico en el centro.

King Fisher Tower -Kathy 2

El castillo se encuentra en el lado este del lago Otsego, siendo solo accesible en embarcación, ya que está escondido en un bosque cercado con alambre de púas. Para aquellos que no se dejan llevar por senderos boscosos y vallas prohibitivas, se puede disfrutar de una visión impresionante de la pequeña fortaleza desde tierra firme en Lakefront Park.

King Fisher Tower -Kathy 1

Hay que decir que el castillo Kingfisher está dentro de una propiedad privada y la estructura en sí no está abierta para los visitantes.

La mejor manera de ver Kingfisher es desde un barco o desde Lakefront Park, en el extremo sur del lago. También desde allí arrancan excursiones diarias en bote diarias para recorrer en lago y ver el castillo. Kingfisher es difícil de ver desde otros lugares públicos.










Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *