Castillo abandonado La Mothe Chandeniers, en Francia

El castillo de La Mothe Chandeniers se encuentra en el valle del Loira, en la región francesa de Poitou-Charentes. Este edificio es conocido desde el siglo XIII y, a pesar de su valor histórico, cada día que pasa su estado se deteriora.

Parece un poco frustrante que un castillo tan único se convierta en polvo y pueda perderse para las generaciones futuras.

La Mothe Chandeniers

En dos ocasiones, La Mothe Chandeniers se convirtió en propiedad inglesa y, otras dos veces, volvió bajo el mandato francés. Durante la Revolución Francesa, fue destruido, pero a principios del siglo XIX un rico comerciante decidió restaurar la fortaleza. Lo renovó por completo, revivió los viñedos circundantes y devolvió al castillo a su antigua gloria como uno de los castillos más bellos del valle del Loira y de Francia.

Puerta del castillo

En 1.932, el barón Lejeune instaló calefacción central en el castillo de La Mothe Chandeniers, algo que resultó una innovación total en aquella época. Sin embargo, en el invierno de ese mismo año un terrible incendio desoló el castillo. Solo la capilla, varias dependencias y un palomar pudieron escapar de las mortales llamas. El daño fue catastrófico. La biblioteca, tapices, frescos, muebles antiguos y valiosas pinturas se perdieron irremediablemente.

Château de la Mothe-Chandeniers

En la década de 1.980, las tierras que rodeaban el castillo fueron vendidas a un banco francés que, a su vez, las segregó para ganar dinero. Por lo tanto, la tierra que rodean al castillo de La Mothe Chandeniers y sus edificios pertenecen a varios propietarios diferentes. Ahora, lo que una vez fue un patrimonio familiar, se divide en partes separadas. Así, hasta la fecha nadie ha querido invertir en la recuperación del castillo.

Castillo abandonado Francia

En el año 2.017, las asociaciones francesas Dartagnans y “Adopte un château” (adopta un castillo) crearon una iniciativa para tratar de salvar el castillo. En poco tiempo llegaron a recaudar más de 500.000 euros aportados por unas 25.000 personas. Gracias a esto, detuvieron una posible demolición de la fortaleza. Sin embargo, a día de hoy esperan que la finca sea reconocida como un “monumento histórico” que debe ser protegida por el estado. Esta es la última esperanza de que el edificio sobreviva. Si la iniciativa no tiene éxito, se calcula que en unos 10 años el castillo no será más que un montón de piedras.

El castillo de La Mothe Chandeniers se podría describir como un lugar mágico con un destino trágico, impregnado de magia y poder.

Sobrevolando el castillo de La Mothe Chandeniers














0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario