19 mayo, 2022

Castillo de Portora en Enniskillen, Irlanda del Norte

El castillo de Portora (Portora Castle) se encuentra al norte de la ciudad de Enniskillen (la perla del Úlster), en el condado de Fermanagh, en Irlanda del Norte. Está situado en los terrenos de la escuela Portora Royal School.

El castillo de Portora se construyó en el borde de una colina donde el río Erne se ensancha en hacia el bajo Lago Erne, en el sitio de un antiguo cruce del río Erne entre Connacht y Úlster.

castillo portora ruinas
Vista aérea del castillo de Portora, en Irlanda del Norte.

El actual castillo fue construido en 1613 por Sir William Cole, condestable de Enniskillen.

Fue uno de los muchos castillos defensivos construidos alrededor de las costas del lago Erne entre 1610 y 1619 para consolidar la defensa de Úlster en Fermanagh, como el castillo de Monea, el castillo de Tully y el castillo de Caldwell.

En 1619 se describió el castillo como una torre cuadrada de cal y piedra, con muros de aproximadamente 4 metros de altura, con 4 flancos circulares y una casa de piedra de 3 pisos de altura.

castillo portora erne
Entre las ruinas del castillo se puede apreciar una vieja chimenea.

En la década de 1620, el primer residente que vivió varios años en el castillo fue el Dr. James Spottiswood, obispo de Clogher. Sin embargo, en 1641 la fortaleza se convirtió en un puesto avanzado militar de gran eficacia para Enniskillen.

En 1710 el castillo fue ocupado por Sir Michael Cole y su familia, quienes establecieron su lugar de residencia entre sus paredes después de que su residencia anterior, el castillo de Enniskillen, fuese incendiado y destruido.

En Portora vivieron hasta 1764, cuando se mudaron a su nueva residencia de Florence Court, construida por el hijo de Sir Michael, John Cole.

castillo portora erne
Castillo de Portora junto al río Erne.

A día de hoy el castillo de Portora se encuentra en ruinas. Esto se debe a una serie de experimentos que se hicieron en él a partir de 1859.

Los alumnos de química de la escuela que se encuentra en sus inmediaciones, experimentaron con pólvora e hicieron saltar en pedazos las torres del castillo. Además, también llevaron a cabo experimentos de minería que continuaron degradando el castillo.

Adicionalmente, un vendaval en 1894 y excavaciones bajo la fortaleza terminaron por destruir el castillo.

El castillo de Portora no es un lugar que sea especialmente un destino turístico por sí mismo, pero muchas veces se visita de paso cuando se acude al cercano castillo de Enniskillen. Las ruinas de Portora son de libre acceso.






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.