Cómo llegar a Machu Picchu sin el Camino Inca

Como una de las grandes maravillas del mundo, Machu Picchu es el santo grial para cualquier viajero que visita América del Sur. Aunque tiene que saber que para llegar a contemplar una excepcional vista, se necesita completar una caminata de 4 días, por lo que para muchos sobrevivir al Camino Inca es una parte muy importante de la experiencia de Machu Picchu.

Pero si usted es una persona con poco tiempo, le preocupa su forma física, o simplemente no está interesado en caminar tantos días, Machu Picchu no está fuera de su alcance. Es posible visitar este sitio arqueológico con una combinación de transportes públicos y sin romper a sudar.

Machu Picchu se encuentra en el corazón del Valle Sagrado, en el sureste de Perú, y estas antiguas ruinas incas son la atracción estrella del país. El Camino Inca es una de las excursiones más famosas del mundo, atrayendo cada año a unas 75.000 personas que se aventuran a las 26 millas de ruta para llegar al sitio. Sin embargo, el viaje no es para débiles de corazón; la latitud, las cuestas empinadas, el clima extremo y el alojamiento básico puede suponer una barrera para muchos que deseen viajar a las ruinas incas.

De hecho, aquellos que viajan a lo largo del Camino Inca solo constituyen una quinta parte de los turistas. Mientras que algunos hacen la visita como un viaje organizado, es posible obtener unos permisos para Machu Picchu Tours y entrar en el sitio de forma independiente y llegar utilizando trenes y autobuses que parte de Aguas Calientes, el poblado más cercano a Machu Picchu.

Inca Trail Cloud Forest

Es importante, sobre todo durante la temporada alta de mayo a septiembre, que reserve sus boletos con antelación. Los permisos que sirven para visitar Machu Picchu se adquieren mediante la página del gobierno de Machu Pichhu de Perú (www.machupicchu.gob.pe) o en la oficina oficial de Cuzco. Hay un límite de 2.500 personas al día y estos a menudo pueden haberlas comprado con antelación, por lo que puede haber una gran lista de espera. Las entradas tienen un precio de 126 soles peruanos (unos 40 dólares). Durante la temporada alta, los boletos pueden incluso venderse con semanas de antelación, por lo que habrá que planificar en consecuencia.

Wayna Picchu

¿Cómo se llega?


Para el trayecto en tren desde la cercana estación de Cuzco de Poroy hay que dirigirse a Aguas Calientes. Es aconsejable reservar billetes de tren por adelantado con uno de los operadores que dan servicio a la ruta de 3,5 horas. Desde Cuzco, trenes operados por Perú Rail e Inca Rail ofrecen una gama de opciones que varían en precio y lujo. Los boletos están disponibles en línea o en la oficina de Perú Rail en la plaza principal de Cuzco, Plaza de Armas. También en puede encontrar en Plaza de Armas una oficina del Patronato de Turismo de Perú, que puede ayudarle con cualquiera de sus dudas.

Train to Machu Picchu

Alternativamente también funcionan trenes desde Ollantaytambo, a mitad de camino de Cuzco y Aguas Calientes. Usted puede hacer un viaje de 2 horas por el valle de Cuzco a Ollantaytambo en bus o combi (una minivan colectiva) para cumplir con el tren a Aguas Calientes. Cruz del Sur ofrece un servicio seguro y confiable que se ajusta al horario de los trenes de Perú Rail. La ventaja de viajar a través de Ollantaytambo es que se pueden visitar en el propio sitio ruinas incas, lo que es un gran preludio de Machu Picchu.

Ollantaytambo terraces

Es aconsejable llegar a Aguas Calientes el día antes de que usted visite Machu Picchu para que pueda pasar la noche y llegar al lugar temprano en la mañana, consiguiendo así un día entero de exploración de las ruinas. Si es posible, llegar al sitio a la salida del sol es una experiencia mágica y el viaje en el crepúsculo de la mañana se suma a la magia.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario