Kerio, un cráter con un lago de agua azul en Islandia

El cráter “Kerio Crater Lake” (a veces escrito Kerid), se encuentra en la zona Grimsnes del sur de Islandia, y es uno de los cráter volcánicos más fotogénicos del mundo. Se trata de una parada casi obligatoria para los turistas a lo largo de la ruta Golden Circle, y uno de los lugares más fotografiados en este increíble paisaje.

Kerio se formó por una erupción volcánica hace unos 3.000 años, y es uno de los varios cráteres volcánicos de la zona, conocida como zona volcánica Western de Islandia, la que incluye también la península de Reykjanes y el Glaciar Langjökull. Pero el cráter Kerio es el más reconocible visualmente, en parte, gracias a que su caldera sigue intacta, ya que es sólo tiene la mitad de edad que la mayor parte de las zonas volcánicas circundantes.

La caldera tiene aproximadamente 55 metros de profundidad, 170 metros de ancho y 270 metros de largo. Al igual que otras rocas volcánicas de la zona, las rocas de la caldera son de color rojo brillante, un color causado por el oxidamiento del hierro en la lava basáltica. Si bien la mayor parte del cráter es empinado con poca vegetación, una pared está más suavemente inclinada y cubierta con musgo, por lo que se puede ascender o descender fácilmente. En la parte inferior hay un pequeño lago de agua azul.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario