Cruce 730 en Ishigaki (Japón), en honor al cambio de lado al conducir

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial y hasta 1952, Japón fue ocupado por Estados Unidos. Sin embargo, la prefectura de Okinawa, más al sur de Japón, continuó bajo el control militar de Estados Unidos hasta 1972.

Debido a esta situación, los automóviles circulaban por la derecha en Okinawa, en contraste con las principales islas de Japón, incluso tras el final de la ocupación estadounidense. No fue hasta el 30 de julio de 1978 cuando en Okinawa finalmente se volvió a conducir por la izquierda.

Ishigaki - 6 - 730 Crossing Monumento
Monumento del «cruce 730» conmemorando el cambio de lado al conducir (de derecha a izquierda) en Ishigaki, prefectura de Okinawa, Japón.

Para muchos ciudadanos de Okinawa, la fecha del cambio de lado, comúnmente conocida como «730», fue un evento histórico que sigue siendo recordado hasta el día de hoy. Hay algunos monumentos que conmemoran aquel día en todo Okinawa, siendo el más notable el del «cruce 730» en la ciudad de Ishigaki.

El cambio de conducir por la derecha a hacerlo por la izquierda no fue del todo bien recibido por el pueblo de Okinawa, ya que fue decisión del gobierno japonés. Sin embargo, cuando llegó el día, la transición fue tan fluida que, según los informes, hubo poca o ninguna confusión y menos accidentes de tráfico de los que se podrían esperar.

En Ishigaki, la transición se inició a las seis de la mañana, cuando fue informada por una sirena de incendios y pitos de barco desde el puerto. Un total de 164 agentes de policía y voluntarios locales guiaron los coches para que circularan por la izquierda en lo que posteriormente se denominó el «cruce 730». No mucho después, se construyó un monumento en el mismo cruce para celebrar la transición sin accidentes.

Cambio de dirección

Treinta años después, en 2008, la pequeña área alrededor del monumento fue renovada y convertida en un parque público para celebrar el aniversario del «730». El monumento está flanqueado por un par de estatuas shisa, unos seres de la mitología japonesa que se representan como mitad perro, mitad león.










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *