El cruce del “caos organizado”, en Tokio

Es difícil creer que en un mega metrópolis como Tokio, una de las mayores atracciones turísticas no sea una torre, una estatua, un museo o un parque, sino un paso de peatones. Es posible que ya lo hayas visto en las noticias, en algunas películas o en programas de televisión. Apareció en Lost in Translation, The Fast and the Furious: Tokyo Drift, Resident Evil: Afterlife y Resident Evil: Retribution, entre otros. La intersección de tráfico en sí misma no es nada espectacular: un cruce de diez carriles en medio de un distrito de tiendas de Tokio rodeado de carteles luminosos y vallas publicitarias. Pero lo que sucede aquí en el gran cruce de Shibuya, situado a las afueras de la estación de Shibuya, salida Hachiko, una vez que el semáforo se pone en rojo, es digno de ver.

Al igual que en muchos otros cruces de Japón, cuando las luces de los semáforos se ponen en rojo, se corta el tráfico de vehículos en todas las direcciones. El tráfico de coches se detiene por completo y las masas de peatones surgen de todos los lados, “como las canicas cuando se derraman fuera de una caja”. Todos ellos se encuentran en medio de un caos frenético, pero en lugar de chocar entre sí, hábilmente evitan las colisiones. Esta extraña cortesía y caos organizado, fascina a todo el mundo que no es japonés.

La intersección permanece abierta para los peatones durante casi un minuto y luego se corta. Después los semáforos cambian de color, y mientras que los coches pasan, en cada esquina se acumula gente constantemente. Entonces, las luces de cruce de peatones se vuelven verdes y “el caos comienza de nuevo“.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario