El misterio de las cuevas Longyou

En 1.992, un hombre extrañamente curioso llamado Wu Anai, cerca de la aldea china de Shiyan Beicun, en el condado de Longyou, y basado en una corazonada, comenzó a bombear agua de un gran estanque en su aldea. Anai creía que el estanque no era natural, ni era infinitamente profundo (como el saber local afirmaba), por lo que decidió demostrarlo. Convenció a algunos de sus vecinos y juntos compraron una bomba de agua, comenzando a sacar el agua del estanque. O al menos, de lo que parecía ser un estanque

Después de 17 días de bombeo, el nivel del agua bajó lo suficiente como para dejar al descubierto la entrada a una antigua cueva hecha por el hombre, confirmando las sospechas de Anai. Anai sabía que algo había allí abajo, pero no se imaginaba que serían un total de 24 cuevas.

Estas cuevas, ahora llamadas las “Cuevas de Longyou”, representan una de las excavaciones subterráneas más grandes hechas durante épocas antiguas. El complejo se compone de un total de 24 cuevas excavadas a mano, cada una con una superficie promedio de mil metros cuadrados y techos que alcanzan alturas de hasta 30 metros. El área total cubierta por todas las cuevas supera los 30.000 metros cuadrados.

Sabemos que las cuevas no son naturales porque las paredes interiores están cubiertas con marcas de cincel. El cincelado también se hizo de tal manera que permitiera dejar un patrón uniforme de surcos paralelos que algunas personas creen que es simbólico.

Las marcas son similares a las encontradas en la cerámica contenida en un museo cercano, las cuales están fechadas entre el año 800 y 500 antes de Cristo. También hay escaleras, pilares y figuras exquisitamente talladas.

To the bat cave

Según algunas estimaciones, las cuevas fueron excavadas hace más de 2.000 años, posiblemente en el año 200 antes de Cristo. Una estimación aproximada revela que casi un millón de metros cúbicos de roca fueron excavados para crear las cuevas.

Un proyecto tan grande habría sido mencionado por historiadores y viajeros, pero no se han encontrado documentos ni teorías, lo que es especialmente extraño teniendo en cuenta que los antiguos chinos eran minuciosos guardianes.

A día de hoy no se puede descartar la posibilidad de que los antiguos constructores de cuevas estuvieran “simplemente” ampliando una cueva natural existente. Sin embargo, la excavación de las cuevas fue un monumental proyecto ejecutado por el hombre y seguirá siendo todavía un misterio perdurable.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario