Dinosaurio del templo Ta Prohm, en Angkor

Miles y miles de turistas llegados de todas partes del mundo visitan cada año Camboya con el propósito de conocer los siempre impresionantes templos de Angkor. Esta magnífica serie de templos, tallados en la jungla durante los siglos XII y XIII por los jemeres devarāja o “reyes-dioses”, sigue siendo el complejo más grande de templos religiosos jamás creados.

Sin embargo, la mayoría de los visitantes se pierden uno de sus misterios más intrigantes

Ta Prohm
Templo Ta Prohm.

En Ta Prohm, el cual fue construido por el constructor del rey Jayavarman VII a finales del 1.100, una pequeña talla en una pared del templo parece mostrar un dinosaurio. Un estegosaurio para ser más exactos.

La talla, del tamaño de una mano, se puede encontrar en un rincón tranquilo de Ta Prohm, un templo de piedra envuelto en vegetación selvática donde las raíces de banianos centenarios serpentean a través de paredes rotas.

Stegosaurus of Ta Prohm

Después de que partes de Tomb Raider con Angelina Jolie fuesen grabadas aquí, el templo obtuvo una gran fama internacional y se convirtió en uno de los principales atractivos turísticos de la zona. Sin embargo, muchas visitas guiadas al templo pasan por alto el enigmático pequeño dinosaurio tallado en la pared.

¿Engaño, error o evidencia de dinosaurios en tiempos humanos?

Son varias teorías que han tratado de explicar la existencia de este dinosaurio. Algunos sostienen que es un engaño recientemente tallado, mientras que otros dicen que los antiguos jemeres podrían haber desenterrado un fósil y descubierto a qué tipo de criatura pertenecía, plasmándola posteriormente en la pared.

Dinosaurio en Ta Prohm

Una teoría bastante extendida afirma que la imagen muestra en realidad una vaca o un rinoceronte con una palmera de fondo: las frondas de la palmera se confundirían fácilmente con la espalda de un estegosaurio.

Dinosaurio, Ta Prohm

Contrariamente a muchas de las teorías, puede que la talla sea una evidencia de que los dinosaurios realmente sobrevivieron hasta mucho más tarde de lo que se pensaba. Tal vez aquí, en las selvas húmedas y antiguas del sudeste asiático, donde el clima no ha cambiado desde los tiempos de los dinosaurios, los reptiles gigantes vivieron hasta bien entrada la era humana, el tiempo suficiente como para persistir en la memoria popular Khmer.

Dinosaurio tallado

Si las paredes pudieran hablar, podríamos tener una pista, pero parece que de momento el misterioso continuará sin resolverse.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario