¿Dónde acaba la Gran Muralla China?

La Gran Muralla China es una de las más increíbles piezas de arquitectura y uno de los más ambiciosos proyectos de construcción jamás vistos en la historia de la humanidad. La construcción de esta estructura levantada para proteger al imperio chino de las invasiones, se remonta más de 2.000 años atrás, hasta el séptimo siglo antes de Cristo, durante el período Chunqiu. Especialmente famosa es la pared construida entre los años 220 y 206 antes de cristo por el primer emperador de China Qin Shi Huang, aunque a día de hoy poco queda de esa pared. Desde entonces, la Gran Muralla ha sido reconstruida en varias ocasiones, mantenida y fortificada. La construcción duró hasta la dinastía Ming (1368-1644), cuando la Gran Muralla se convirtió en la estructura militar más grande del mundo.

Uno de los lugares más interesantes para visitar de la Gran Muralla es la parte en la que se encuentra con el mar de Bohai, cerca de Shanghaiguan, en la ciudad de Qinhuangdao, a unos 300 kilómetros al este de Pekín. El gran muro se extiende por 5 kilómetros al norte de Shanhai Pass, donde termina adentrándose en el mar. Aquí es donde finaliza la Gran Muralla China.

A esta parte de la muralla se la conoce como Laolongtou o “Old Dragon’s Head” (Antigua Cabeza de Dragón), ya que tiene similitudes con la imagen de un dragón sumergiendo la cabeza en el agua del mar. Esta sección de pared se extiende 23 metros en el mar de Bohai y fue construida en el año 1.579 durante la dinastía Ming.

Laolongtou cuenta con 7 partes principales, que son el estuario Stone City, la torre Chenghai, la torre Jinglu Beacon, el templo Nereo, Nanhaikou Pass (sur del Estuario), Ninghai City y Binhai (paredes en el mar).

Entre ellas, la torre Chenghai es la estructura más célebre. Se trata de un edificio de dos plantas construido con madera y ladrillos que funcionaba como torre defensiva. Una vez, los emperadores de la dinastía Quing, en su camino hacia el noroeste de China, pasaron por aquí y dejaron inscripciones en sus paredes sobre adoraciones a sus antepasados. También hay poemas de figuras literarias famosas inscritos en tablas que se incrustaron en las paredes.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario