Drvengrad, un pueblo serbio de película

A 200 kilómetros al suroeste de la capital de Serbia, Belgrado, en la montaña Mokra Gora, cerca de la frontera con Bosnia y Herzegovina, se encuentra una pequeña y bulliciosa ciudad de montaña llamada Drvengrad.

El nombre significa «pueblo de madera», lo cual es apropieado, ya que todo Drvengrad está hecho de madera obtenida de los numerosos árboles de coníferas del área. Incluso las calles y la plaza principal están pavimentadas con madera.

Drvengrad tiene una iglesia, una biblioteca, un cine, un par de restaurantes y varias tiendas, pero no es una ciudad real. Drvengrad fue construido por el enigmático cineasta Emir Kusturica en 2.004 para su película «La vida es un milagro».

«Perdí mi ciudad (Sarajevo) durante la guerra, por eso quise construir mi propia aldea«, dijo Kusturica. «Organizaré seminarios allí para gente que quería aprender a hacer cine, conciertos, cerámica, pintura… Es el lugar donde viviré. Habrá, por supuesto, más habitantes. Sueño con un lugar abierto con diversidad cultural que se levante contra la globalización», describía Kusturica el futuro pueblo de Drvengrad.

El pueblo de Drvengrad, también llamado Küstendorf por su creador, está establecido a día de hoy como una atracción turística. Los visitantes pueden contemplar obras de arte en la galería Macola o ver películas en el Underground Cinema, ubicado en el sótano del edificio Stanley Kubrick. Este edificio contiene un gimnasio, una piscina, una sauna y habitaciones privadas donde suelen pasar algunas noches Kusturica y su familia.

Las calles en Drvengrad llevan el nombre de personajes famosos como Nikola Tesla, el revolucionario cubano Ernesto «Che» Guevara, el futbolista argentino Diego Maradona, el actor serbio Miodrag Petrović Čkalja y los famosos directores de cine Federico Fellini e Ingmar Bergman.

Drvengrad se encuentra en su mayor actividad durante el Festival Internacional de Cine y Música de Küstendorf, en el que jóvenes cineastas y estudiantes pueden conocer a actores y directores famosos. Películas de todo el mundo se proyectan durante el festival. Un punto destacado de este evento es un «entierro de malas películas» en el «cementerio de las malas películas». El festival se inauguró oficialmente en 2.008 con el entierro de «La jungla 4.0».

El festival enfatiza el cine independiente y creativo sin los grandes presupuestos de los éxitos de taquilla de Hollywood. No alberga una alfombra roja, pero a lo largo de los años muchas celebridades cinematográficas internacionales y de Hollywood han visitado el festival, como Johnny Depp, Abbas Kiarostami y Gael García Bernal entre otros.










Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *